Casi con cargo de conciencia, la presidenta de la asociación de vecinos de Afur, Goya Alonso, agradece la labor desarrollada desde el departamento de Movilidad del Cabildo Insular, que ha procedido a instalar la demandada señalización para advertir a vecinos y visitantes tanto de este caserío como de Roque Negro de la existencia de una parada de guaguas cerca del cruce con la carretera insular de la cumbre.

La histórica dirigente de este núcleo del interior de Anaga se disculpa por la insistencia con la que ha llevado a cabo la reclamación de la instalación de la señal, «en especial a Ambrosio, que me ha aguantado mis insistentes llamadas, casi tantas como las veces que se han dirigido a mi los usuarios de la guagua para reclamar que se restituya la señalización; puede parece una cosa menor pero para nosotros es muy necesario». Este agradecimiento también lo hace extensivo a Pedro, otro de los miembros del área de Movilidad Insular que ha colaborado para que sea una realidad. Pero Goya Alonso no para ahí sus demandas, y se dirige a la Dirección Insular de Carreteras para reiterar la reclamación de la señalización horizontal que permita identificar a los conductores de la vía de acceso a Roque Negro y Afur que es de doble dirección.

La presidenta de Afur también aprovecha para agradecer al Distrito de Anaga el servicio de transporte a la playa y confío que lo retome con antelación de junio a septiembre de 2022.