Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde a la adjudicación de la ampliación del Palacio de Deportes

La empresa Go Fit Andalucía se encargará de la ejecución de los trabajos de reforma y de la posterior explotación de la instalación

Zona del Palacio Municipal de Deportes de la capital. E. D.

Tras numerosas vicisitudes, con procedimiento judicial incluido, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó ayer la adjudicación del contrato que permitirá la transformación de toda la manzana deportiva de Tomé Cano, la cual supondrá una inversión de 16,7 millones de euros.

En concreto, se ha dado el visto bueno, a través de la Concejalía de Infraestructuras, que dirige el nacionalista Dámaso Arteaga, a la adjudicación a la empresa Go Fit Andalucía del contrato de concesión de obra pública para la redacción del proyecto, financiación y ejecución de los trabajos de ampliación y reforma del Palacio Municipal de Deportes de Santa Cruz de Tenerife, y su posterior explotación, conservación y mantenimiento.

El concesionario deberá presentar el proyecto de obra y de instalaciones en el plazo de un mes. Esta actuación incluye, entre otras acciones, la ampliación en casi el doble de su superficie del pabellón Paco Álvarez, con canchas homologadas de baloncesto, voleibol y fútbol sala. También habrá un graderío, nuevos vestuarios y zona comercial. Se habilitarán una sala polivalente de fitness, dos pistas de tenis, y aparcamientos.

Por otra parte, la Junta de Gobierno también aprobó ayer, a través del área de Urbanismo, que dirige el edil Carlos Tarife, del PP, el proyecto de ordenanza provisional para la ordenación del Palacio Municipal de Deportes, sin la que no se podrían ejecutar las obras de ampliación y reforma. Y es que el planeamiento que se encuentra en vigor tras la anulación del Plan General de Ordenación (PGO) de 2013, que es la adaptación básica de 2005 del PGO de 1992, impide la realización de las actuaciones previstas, pues «los parámetros urbanísticos no amparan la operación de reforma» prevista. Ni siquiera reconoce el carácter principal de equipamiento deportivo de la citada parcela.

Dicha ordenanza provisional, según ha explicado Tarife, permitirá el desarrollo de los trabajos de este ambicioso proyecto, el cual se está gestando desde 2002. Fue en 2018 cuando se propuso adjudicar el contrato a Go Fit Andalucía, pero la segunda entidad aspirante, Centro Deportivo Puerto Palma, denunció el procedimiento de licitación. No fue hasta abril de este año cuando se conoció la sentencia definitiva, con la que Go Fit recuperó sus derechos.

Compartir el artículo

stats