Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La iglesia de San Francisco pide controlar la población de palomas en la plaza

Un nido obstruyó un bajante y provocó que el agua de la lluvia cayera dentro del templo

Goteras en la Iglesia de San Francisco

Goteras en la Iglesia de San Francisco El Día

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Goteras en la Iglesia de San Francisco Humberto Gonar

Las precipitaciones registradas en la mañana de ayer en la capital tinerfeña se dejaron sentir hasta en el interior de la parroquia de San Francisco, en el distrito Centro-Ifara, donde el agua desbordó la canalización instalada en la cubierta del templo y acabó por caer al interior de la iglesia, junto a la zona donde se localiza el baptisterio, según confirmó el párroco, Miguel Ángel Navarro Mederos.

El presbítero, al frente de San Francisco desde hace dos años, recordó que el pasado año la parroquia afrontó la limpieza de la cubierta, de donde se retiraron 500 kilos de excrementos de paloma. Sin embargo, en las últimas semanas construyeron un nido precisamente en el bajante que permite canalizar el agua de la lluvia caída en la cubierta, lo que hizo que acabara en el interior del templo, en la zona del baptisterio, por la puerta principal de San Francisco, a la iglesia.

Miguel Ángel Navarro, también delegado de Patrimonio Histórico de la Diócesis, confirmó que se requirió los servicios de una empresa que procedió a restituir la normalidad, si bien dijo que esta situación ha dejado claro la necesidad de proceder a la limpieza de la cubierta todos los años antes de que lleguen las lluvias, a la vez que reclama al ayuntamiento que proceda al control de la población de palomas en la zona de la plaza de la iglesia de San Francisco.

Compartir el artículo

stats