Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz incluye la instalación de ascensores en los proyectos de rehabilitación de viviendas

Los primeros se colocarán en dos de los once edificios que se renovarán en La Salud a través de las ARRUs | El Ayuntamiento asumirá el coste de los elevadores

Reunión entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y representantes vecinales de La Salud.

Los proyectos de rehabilitación de viviendas en Santa Cruz de Tenerife, a través de las ARRUs (Áreas de Renovación y Regeneración Urbana), que son financiados por el Estado, Gobierno canario, Cabildo, Ayuntamiento y los propios vecinos, también incluirán, por primera vez, la instalación de ascensores. Eso sí, del coste de los elevadores solo se hará cargo el Consistorio chicharrero, a través de Viviendas Municipales. Los primeros se colocarán en dos de los once edificios que se renovarán en la zona alta del barrio de La Salud.

Precisamente ayer, el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, y el concejal de Viviendas Municipales, el nacionalista Juan José Martínez, entregaron a representantes vecinales el proyecto de renovación y regeneración previsto para las 104 viviendas de estos 11 inmuebles de La Salud, el cual supondrá una inversión de 1,8 millones de euros. En dos de estos edificios, además de todas las actuaciones de mejora que se llevan a cabo en el marco de las ARRUs, como la rehabilitación integral de zonas comunes, también se instalarán ascensores.

El alcalde resaltó que "el Ayuntamiento de Santa Cruz correrá con los gastos de instalación de los ascensores que se construirán en dos de estos bloques", los cuales ascienden a 133.280 euros. El regidor destacó también que "esta actuación permitirá una mayor accesibilidad en los edificios y, además, dignificará el día a día de los vecinos".

Esta intervención en el barrio de La Salud se enmarca en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 mediante el Acuerdo de la Comisión Bilateral. El valor total de las actuaciones del ARRU, que asciende a casi dos millones de euros, lo asumen diferentes instituciones públicas. En concreto, el Ministerio de Vivienda aporta el 41,74% (751.320 euros); el Gobierno de Canarias, un 30% (540.000 euros); el Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Santa Cruz, el 10,14% (182.520 euros) cada una de las instituciones, y las comunidades de propietarios se encargarán de aportar el 7,9% restante (143.460 euros), lo que significa la cantidad de 1.375 euros por vecino.

"La coordinación entre todas las administraciones públicas es fundamental para impulsar una política consolidada de viviendas. Esto permite modernizar la ciudad, enfocando la renovación y regeneración de estos espacios hacia el bienestar social y personal de los chicharreros que más nos necesitan", comentó el concejal de Viviendas Municipales.

En la entrega de cada uno de los proyectos estuvieron presentes los arquitectos encargados de las redacciones, quienes explicaron cuáles son las intervenciones más significativas y cómo será el procedimiento y desarrollo de las diferentes actuaciones. La ejecución total de las intervenciones supone la licitación del proyecto, la adjudicación y redacción del mismo, además de la dirección de las obras, obtención de la licencia y, por último, la ejecución de los trabajos.

Las obras que se acometerán en los diferentes bloques consisten en la resolución de patologías en las cubiertas, tratamientos de fachadas, instalaciones exteriores (saneamiento), intervenciones en viviendas y zonas comunes, seguridad y salud, gestión de residuos y urbanización exterior, entre otras.

Y en esta ocasión, y por primera vez, también se llevará a cabo, en dos de los once edificios, la instalación de ascensores. Juan José Martínez aclaró a EL DÍA que la intención del Ayuntamiento de la capital es seguir colocando elevadores, en el marco de las ARRUs, en todos aquellos inmuebles que sea posible. "En primer lugar, es necesario que la instalación del ascensor sea viable y, en segundo lugar, todos los propietarios tienen que estar de acuerdo, porque en algunos casos será necesario afectar a zonas comunes. Por lo tanto, la colocación de elevadores se incluirá en aquellos ARRUS cuyos vecinos así lo hayan decidido, y siempre y cuando, la instalación sea viable", añade el edil.

Ya en su momento, el área de Servicios Públicos, que dirige el edil Guillermo Díaz Guerra, del PP, convocó una línea de ayudas para aquellas comunidades de propietarios que quisieran instalar un ascensor en su edificio u otros elementos relativos a la eliminación de barreras arquitectónicas.

Compartir el artículo

stats