Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crónica

Patrimonio industrial de Santa Cruz de Tenerife: fábricas de tabacos (II)

La Lucha

Santa Cruz de Tenerife fue una ciudad tabaquera en la primera mitad del siglo XX, ya que en ella llegaron a instalarse 36 fábricas en las que se elaboraban productos de excelente calidad, lo que proporcionaría una importante fuente de riqueza. La arquitectura de los edificios que albergaron estas industrias aún continúan embelleciendo el urbanismo de la ciudad.

La Suprema | | E.D.

La Lucha

El edifico de la fábrica de tabacos La Lucha, que conforma la esquina de la calle El Pilar con la de Suárez Guerra, cuyo propietario era Manuel López Luis, fue construido en 1924, según el proyecto del arquitecto Domingo Pisaca Burgada.

Este edificio, en el que se encontraban la fábrica y nueve viviendas, era muy representativo para la época, pues debía tener una función emblemática y comercial, dada la competencia existente entre los distintos tabaqueros de la ciudad. Además, como el hábito de fumar se identificaba con un placer enraizado en el islam, el dueño contrató artesanos marroquíes para que le decoraran su despacho, recubriéndolo con una profusa decoración compuesta de líneas entrelazadas que formaban estrellas o polígonos, dibujos vegetales, etc.

Hasta 36 fábricas tabaqueras llegaron a instalarse en la ciudad en la primera mitad del siglo XX

En la fachada, el arquitecto, siguiendo el estilo ecléctico, le añadió elementos ornamentales en los pináculos y copones que la remataban, así como balaustradas y detalles de forja. En el chaflán sobresalía un estilizado pabellón a la francesa, con una amplia logia sobre la azotea del edificio. El conjunto se remataba con una cornisa con parapeto con copones decorativos.

La fábrica disponía de una planta baja, donde estaban instaladas las máquinas, de manera que el entresuelo estaba convertido en una ancha galería, cerrada por un antepecho de hierro, donde las obreras hacían la manufacturación.

La fábrica, que llegaría a producir entre 50.000 y 80.000 cigarrillos a la hora, obtendría la medalla de oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929, por sus cigarrillos Súper Lucha y Ben Hur.

En la actualidad, en el edificio están instalados comercios con distintos tipos de negocios.

La Suprema

El edifico de la fábrica de tabacos, cigarrillos y picadura prensada La Suprema, en el número 14 de la calle Santa Rosa de Lima, del barrio del Toscal –cuya propietaria era Rosario Barroso, viuda de Agustín Espinosa–, fue construido en 1928, según el proyecto del arquitecto Pelayo López y Martín Romero. Esta empresa tenía estanco en la calle Imeldo Serís, número 25, dedicado a la venta al por menor de sus productos.

El edificio, de estilo ecléctico, con ornamentación lineal y desnuda, está distribuido en tres niveles, con fachada simétrica en el eje vertical, encontrándose en la distribución horizontal una composición diferente para la planta baja y similar para el resto del cerramiento, coincidiendo en una disposición simétrica de los vanos de las plantas superiores, en cuanto a proporción. Además, cuenta con un tratamiento estilístico dispar que tiende a acentuar su carácter horizontal con líneas paralelas que recorren todo el ancho del parámetro.

La planta baja, situada a nivel de la calle, cuenta con dos puertas de grandes dimensiones que daban acceso al garaje de la industria. La primera planta lleva ventanas con carpintería de madera, con cuarterones de vidrio y dos hojas abatibles y barandas metálicas, mientras las ventanas de la planta superior están dotadas de balcones con barandas de hierro forjado.

Las dos plantas siguientes se organizan en calles encuadradas por pilastras que concluyen en la cornisa que da paso a la azotea. En el espacio que queda entre estas pilastras se reparten los huecos.

La azotea surge a partir de una cornisa escalonada por un antepecho de balaustrada, interrumpida por un frontón en el que se inscribe el nombre de la Fábrica (La Suprema).

El edificio está protegido (Grado de Protección Ambiental, ficha nº 63) en el Plan General de Santa Cruz de Tenerife de 2014.

Compartir el artículo

stats