Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de un año y medio de espera por la retirada de un vehículo abandonado

Los vecinos de la subida de Cuesta de Piedra advierten del mal uso que le dan algunos jóvenes

Vehículo abandonado en la subida a Cuesta Piedra.

Vecinos de la subida a Cuesta de Piedra y el barrio del Perú han comunicado su indignación y hasta desespero por la situación que padecen desde hace un año y medio. La causa es un vehículo abandonado junto a los aparcamientos que se localizan por encima de la calle Eladio Roca y Salazar, cerca del polideportivo del Perú o de la Divina Pastora.

A pesar de que la Policía Local ha realizado al menos dos informes sobre la presencia del turismo abandonado, los vecinos aseguran que no se ha dado respuesta a sus demandas, con el agravante de que el coche no solo se ha transformado en chatarra, porque poco a poco algunas personas le han ido retirando piezas, sino que se ha convertido en un lugar frecuentado por jóvenes vinculados con el mundo de las drogodependencias.

Así se puede ver en más de media docena de vídeos aportados por los vecinos de la calle Eladio Rosa y Salazar, que advierten del peligro que supone para los residentes y, en particular, por el mal uso que se le está dando. «El turismo se encuentra abandonado, sin sus correspondientes matrículas, y solo está frecuentado por personas que se acercan a la zona y acceden a él para drogarse», narran algunos residentes mientras sostienen en su mano un móvil que acredita su argumento.

Cerca de la calle Eladio Roca y Salazar, las familias de los cinco bloques que forman la comunidad de la Divina Pastora, así como los residentes de las viviendas que se encuentran en la parte baja del antiguo edificio Vitabana y la parte baja de la subida a la Cruz del Señor, solicitan a las autoridades municipales que procedan a la retirada del vehículo, convertido en un foco de inseguridad motivado, en buena parte –consideran–, por la falta de interés y de voluntad de los gestores públicos para poner fin a esta situación de abandono.

Junto a la Policía local, aseguran que también la Oficina del Distrito Salud-La Salle conoce la demanda, sin que se haya retirado este «foco de inseguridad».

Compartir el artículo

stats