Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz cierra la calle Camino de la Ermita ante el riesgo de desprendimientos en el talud

Servicios Públicos contrata por la vía de emergencia a técnicos geólogos y a escaladores para evaluar el terreno

Talud en la calle Camino de la Ermita, en el barrio de La Salud.

A raíz de la reciente caída de algunas piedras, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha procedido al cierre de la calle Camino de la Ermita, situada en el barrio de La Salud, junto al barranco de Santos, debido al riesgo de desprendimientos en el talud que se encuentra en dicho lugar. Tras varias visitas a la zona, el área de Servicios Públicos, que dirige el edil Guillermo Díaz Guerra, del PP, ha decretado la adopción de medidas urgentes "dado el peligro existente y porque no se puede garantizar la seguridad en dicha vía, pues con los datos disponibles no podemos determinar el estado real del talud". Por ello, el Consistorio ha contratado por la vía de urgencia a una empresa especializada, "con técnicos geólogos y con escaladores", para que evalúen el terreno.

Así lo indica el concejal de Servicios Públicos, quien ayer, junto al edil de Urbanismo y responsable del Distrito Salud-La Salle, Carlos Tarife, del PP, acudió a la zona para explicar la situación a los vecinos. Díaz Guerra señala a EL DÍA que en las visitas realizadas por los técnicos municipales se han detectado fisuras en las paredes del talud y rocas inestables que, "en el caso de que se desprendan, podrían afectar a varias viviendas de la zona". Por esta razón, manifiesta el también primer teniente de alcalde, como primera medida inmediata, y también preventiva, "hemos ordenado el cierre de la calle desde el puente peatonal situado junto a la Asociación de Vecinos Canarias Futura hasta la estación de bombeo de aguas residuales de Emmasa". "No podrán pasar coches y se ha limitado al máximo el tránsito de peatones", agrega.

Tras la caída de algunas piedras en la calle Camino de la Ermita, los técnicos de la Sección de Transportes, Vías y Alumbrado Público del Ayuntamiento inspeccionaron el talud situado en dicha vía. Estos apreciaron, "teniendo en cuenta la verticalidad del talud y que la vegetación existente dificulta la visibilidad", que la situación del mismo ha empeorado. Descubrieron la existencia de nuevos bloques de medio tamaño desprendidos y sujetos por la malla que se colocó en su momento en el talud; tramos de basalto fisurados con posibilidad de desprendimientos, así como tramos de malla y pantallas rotos y colmatados de acarreos provenientes del talud. "Por todo ello, y debido a que no se puede determinar el estado real del talud y si las medidas de contención existentes en la actualidad se encuentran en buen estado, debemos cerrar la calle, pues ya se han producido algunos desprendimientos", apunta Díaz Guerra.

Al mismo tiempo, añade, "hemos contratado por la vía de emergencia, y por un presupuesto de 22.000 euros, a una empresa especializada para la realización de un diagnóstico y estudio del estado real del talud y de los elementos de contención existentes". Se trata de la entidad Wara Ingeniería Ambiental, cuyo estudio incluirá trabajos verticales de inspección, vuelos con dron y todos los medios necesarios. "Una vez que dispongamos de la evaluación, realizaremos la propuesta de actuación y la ejecutaremos.

Por su parte, el concejal del Distrito Salud-La Salle ha enviado un mensaje de tranquilidad a los vecinos y les ha pedido paciencia, "pues el cierre de la calle está ocasionando muchas molestias". "Lo que está claro es que lo primero es garantizar la seguridad de las personas y por ello hemos establecido medidas cautelares hasta que se conozca el estado real del talud", comenta Carlos Tarife.

Compartir el artículo

stats