Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo servicio de socorrismo de Santa Cruz de Tenerife costará 4,2 millones y cubrirá más playas

Playa Chica, el frente de San Andrés y el muelle de Añaza también tendrán salvamento y vigilancia

Muelle de Añaza. Andrés Gutiérrez

El nuevo servicio de socorrismo de las playas de Santa Cruz de Tenerife costará 4,2 millones de euros y cubrirá más zonas de baño del municipio. De esta manera, y tal y como se acordó este lunes en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, también contarán con el servicio de salvamento y vigilancia, por primera vez, Playa Chica, el frente de San Andrés y el muelle de Añaza, que se sumarán a las zonas de baño en las que tradicionalmente se viene realizando esta prestación, que son las playas de Las Teresitas, Las Gaviotas, el Roque de las Bodegas, Almáciga y Benijo. La Junta aprobó licitar el nuevo contrato, que en esta ocasión contará con un plazo de ejecución mayor, pasando de uno a tres años.

La previsión es que el contrato se adjudique en el primer trimestre del próximo año, para que el nuevo servicio esté disponible ya en Semana Santa. El anterior contrato de salvamento y socorrismo, del que se encargaba Cruz Roja, llegó a su fin el pasado 30 de junio, aunque el área de Medio Ambiente aprobó varias prórrogas para que las playas de Santa Cruz no se quedaran sin este servicio esencial para garantizar la seguridad de los bañistas.

La concejala responsable del área, Evelyn Alonso, de Cs, destaca a EL DÍA que con el nuevo contrato «se da un paso muy importante en la mejora del servicio de socorrismo en las playas del municipio, pues este se prestará en lugares en los que antes no existía». Para incorporar las tres zonas de baño mencionadas con anterioridad, Playa Chica y muelles de San Andrés y de Añaza, el Ayuntamiento ha tenido que aumentar el presupuesto destinado a este servicio en unos 700.000 euros más. «Pero esta medida era necesaria, pues dichos puntos de acceso al mar se han convertido en zonas muy frecuentadas por los ciudadanos. Por lo tanto, es necesario que cuenten con un servicio permanente de salvamento y socorrismo, para garantizar la protección y seguridad de los bañistas», comenta la edil.

Por lo tanto, con el nuevo contrato, las playas de Las Teresitas, Las Gaviotas, Roque de las Bodegas, Almáciga y Benijo, y ahora también el muelle de Añaza, el frente de San Andrés y Playa Chica, contarán con los servicios de salvamento y socorrismo; asistencia sanitaria; balizamiento, si es necesario, para la entrada y salida de vehículos a motor y establecimientos de zonas en la playa (surfistas y otros deportes en el mar), y desarrollo de programas y campañas.

La playa de Las Teresitas contará, además, como es tradicional, con el servicio de acceso al mar para personas con discapacidad o movilidad reducida, incluyendo el préstamo de sillas anfibias, según destaca la concejala de Medio Ambiente.

Compartir el artículo

stats