Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BARRIO A BARRIO | San Andrés

Rechazo vecinal a instalar la sede del distrito Anaga en barrio de La Alegría

Proponen que las oficinas se trasladen al centro cultural de San Andrés o a Taganana como alternativa al cierre del Infobox

Reunión de políticos y vecinos en el Centro Cultural de San Andrés.

Representantes de las asociaciones de Anaga muestran su rechazo tajante a que las oficinas del distrito se trasladen al barrio de La Alegría, a raíz del cierre de las instalaciones del Infobox por los problemas en la cubierta y humedades motivados por las filtraciones de la lluvia.

Diferentes portavoces de los colectivos del macizo no entienden por qué la sede del distrito de Anaga se quiere alejar de los pueblos, barrios y caseríos. «Más allá de los motivos técnicos para cerrar el Infobox, lo normal sería que las oficinas municipales se mantengan en San Andrés, ya sea en el centro cultural Ibaute, donde se han mantenido las reuniones con los políticos y los vecinos sobre asuntos como el puente. Si no es posible habilitar un espacio en estas instalaciones, que son de titularidad pública, no creo que sea tan complicado alquilar un local de forma provisional hasta que se resuelva la situación de la sede actual», coinciden en destacar.

«De nuevo, Bermúdez vuelve a tomar decisiones de espaldas a los vecinos con la pretensión de trasladar el Distrito de Anaga fuera de San Andrés», explica Adal Izquierdo, del Centro Sociocultural Anaga, en Taganana. «Hay unanimidad en este rechazo. No es lo mismo tener la oficina descentralizada en San Andrés, que nos queda más o menos cerca. Un vecino de Taganana que tenga que arreglar un trámite en las oficinas descentralizadas debe recorrer quince kilómetros, que aún así es lejos... pero la situación se empeora si las oficinas nos la ponen en el barrio de La Alegría, máxime si la sede del distrito está en San Andrés. Se supone que la decisión debe favorecer a los vecinos de Anaga. Mi pregunta es: ¿qué hace un vecino de Taborno, Roque Negro o Chamorga cuando necesite hacer un trámite y se tenga que trasladar otros diez kilómetros más hasta el barrio de La Alegría?. Lo mínimo es dejar las oficinas en San Andrés, porque todos los vecinos de Anaga rechazamos que se lleve a La Alegría».

Adal Izquierdo también recuerda que cuando se creó el tagoror, en la época de Miguel Zerolo en la Alcaldía, «nosotros éramos partidarios de mantener el concejal de zona, que entonces era el fallecido Manuel Vera, porque preferimos el trato directo, sin otros representantes».

Adal Izquierdo precisa que, incluso con la sede del distrito en San Andrés, los vecinos de Taganana son partidarios de que se habilite, por ejemplo, la parte alta del consultorio médico del pueblo, que es una instalación municipal y permanece vacía desde que finalizaron los trabajos, para que los vecinos de esa zona de Anaga puedan realizar los trámites sin tener que cruzar el macizo. «Se podría incluso fijar unos días a la semana», precisa.

También la asociación de Montañas de Anaga secunda la crítica de los vecinos de Taganana: «¿Por qué en vez de darle hacia el centro de la ciudad, ya que es el distrito de Anaga, no le dieron para arriba, que tienen una instalación como el Albergue Montes de Anaga, que podría ser un registro auxiliar mientras dura la obra? Además, nos quedaba más cerca a nosotros». «Para poner la oficina en el barrio de La Alegría, que la dejaran en el parque de La Granja. La gente que va desde Taganana, Benijo, Almáciga o Punta Anaga tiene que coger otra guagua enSan Andrés para ir para allá», se lamentan. Los vecinos de Montañas de Anaga consideran más oportuna su propuesta porque solo se tendría que habilitar un servicio extra en la guagua de El Bailadero.

Otra alternativa es instalar las oficina de distrito en Taganana, pueblo que en el pasado ya tuvo ayuntamiento. «Cada día es mayor el desastre; no sé adónde iremos a parar, la verdad», añaden.

Kiara de la Rosa, vecina de El Regente, en la parte alta de El Cercado, también rechaza el traslado de las dependencias del distrito desde San Andrés al barrio de La Alegría. «Si hace meses se llevó a cabo una manifestación porque los vecinos de Anaga nos sentimos olvidados por parte del ayuntamiento, con esto le ponen la guinda al pastel de que no piensan en nosotros».

Asegura que «hay salones en San Andrés que se podrían utilizarse aunque sea de forma temporal como oficina del distrito. De hecho, Patrimonio pretendía ubicar las oficinas del distrito en el salón cultural donde se celebran los cumpleaños, pero la asociación de vecinos se negó».

«Para las personas mayores de San Andrés también es descabellado que tengan que salir del pueblo y recorrer varios kilómetros para realizar trámites municipales», comenta esta vecina de la zona de El Regente.

El presidente de la asociación de vecinos El Pescador, Gabriel Martín, explicó que «para el pueblo de San Andrés ha sido un alivio que liberaran al centro cultural de poner las oficinas del distrito porque estas instalaciones tienen una oferta de actividades y cultural de las más completas del municipio. Ubicar la sede del distrito en el barrio de La Alegría facilita el acceso a nuestros convecinos de las zonas altas como Roque Negro, Afur, Taborno y Casas de las Cumbres porque ahí la lanzadera de Titsa».

Compartir el artículo

stats