Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Santa Cruz incrementará la vigilancia sobre el uso de los patinetes

En los últimos cuatro meses, se ha registrado una treintena de infracciones por circular por las aceras o de manera temeraria

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz informan a un ciudadano sobre las normas de uso del patinete.

La Policía Local de Santa Cruz incrementará, desde hoy, la vigilancia sobre el uso incorrecto de los patinetes, en especial de los eléctricos, y del resto de Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Y es que en los últimos cuatro meses, entre junio y septiembre, se ha registrado una treintena de infracciones relacionadas con el uso de los patinetes, la mayoría por circular por aceras, zonas peatonales o de manera temeraria, según informa el área de Seguridad del Ayuntamiento chicharrero. Asimismo, el Consistorio ha constituido una comisión de estudio y valoración de nuevas medidas para controlar este tipo de comportamientos.

"Aunque estos cometidos de vigilancia y control ya se han venido realizando desde hace tiempo, ante el incremento percibido de conductas de riesgo para los demás usuarios de la vía e, incluso, de molestias a la convivencia urbana, los agentes han recibido la orden de reforzar el control sobre estos vehículos, tal y como recoge incluso la petición formulada hace unos meses por la Fiscalía de Seguridad Vial a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad", señala el área de Seguridad.

Esta indica que ya la ordenanza municipal de circulación y movilidad, elaborada en 2019, fusiona la reglamentación general de tráfico con los cambios normativos para el uso de este tipo de vehículos. A dicha normativa se añade, en las nuevas órdenes policiales, la recomendación de aplicarlas "con el máximo rigor" solicitado por la Fiscalía de Seguridad Vial.

"Me parece muy apropiado el modelo de transporte de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), entre ellos los patinetes, que representan un sistema sostenible y más ecológico de desplazamientos en la ciudad, pero ello no puede significar que no tengan ningún control y que limiten el tránsito normal de otros ciudadanos, entre ellos las personas con movilidad reducida, por lo que hay que acostumbrarse a convivir respetándonos todos", ha manifestado al respecto la concejala de Seguridad y Movilidad, Evelyn Alonso.

La edil insiste en destacar que entre los pasados meses de junio y septiembre, la Policía Local ha tramitado una treintena de propuestas de sanción para conductores de patinetes eléctricos que incumplían la legislación vigente. Del análisis de estos datos se concluye que el 45% de las sanciones se originaron por circular en lugares prohibidos para estos vehículos, tales como zonas peatonales, aceras o hacerlo de manera temeraria.

El Consistorio capitalino defiende las ventajas del uso de este tipo de vehículos en cuanto a la movilidad y la seguridad, "pero no puede permanecer ajeno al aumento de las quejas y los riesgos que supone una conducción de los mismos de forma negligente o incorrecta", agrega Alonso. "Aunque se prevé insistir, a través de campañas informativas y divulgativas, sobre las obligaciones de los conductores de patinetes, los agentes han recibido instrucciones precisas para reforzar los controles sobre estos vehículos, ya sean utilizados por particulares como empresas de alquiler de los mismos", afirma.

Los agentes, además del control sobre los estacionamientos, harán cumplir la normativa sobre las prohibiciones de que circulen los patinetes con dos o más personas; respeto a la señalización vial, semáforos incluidos; sobre la prohibición de que se circule por aceras o zonas peatonales; o sobre el uso de auriculares mientras se conduce. La orden de servicio específica que comenzarán a aplicar los policías locales también se centrará en la identificación de los infractores para cursar los oportunos boletines de denuncia, independientemente de si son o no los titulares de los patinetes en cuestión.

En el área de Seguridad también preocupan las infracciones relacionadas con el estacionamiento de los VMP. En este sentido, el área de Seguridad recuerda que, "prioritariamente", estos vehículos deben estacionar en la calzada en los lugares donde esté permitido el estacionamiento, además de forma oblicua y no impidiendo el paso desde la acera hacia la calzada.

El artículo 74 de la normativa municipal permite, cuando no se pueda aparcar en la calzada, el estacionamiento en aceras y paseos, siempre que cuenten con más de tres metros de ancho y no exista una prohibición expresa. No se autoriza el aparcamiento junto a la línea de fachadas de edificios o inmuebles, ni generar dos líneas de estacionamiento de estos vehículos. El aparcamiento debe hacerse también de manera oblicua respecto al bordillo de la acera, lo más pegado al límite con la calzada sin entorpecer la apertura de las puertas de otros vehículos estacionados y dejando espacio para el paso de personas.

Para acceder a las aceras y zonas peatonales con el objetivo de estacionar, debe hacerse a pie y, "lógicamente, queda expresamente prohibido el estacionamiento, en los tramos de acera y paseos, que coincidan con una reserva señalizada para personas con movilidad reducida; carga y descarga; paradas de transporte público; pasos de peatones; salidas de vados, portales o puertas de acceso a edificios, viviendas y comercios". El Ayuntamiento santacrucero también recuerda que no pueden estacionar en plazas, zonas ajardinadas, calles de prioridad peatonal o peatonales, salvo que exista una señalización contraria.

Por otro lado, la edil de Seguridad ha anunciado a EL DÍA que el Consistorio ha contratado a una empresa externa para adaptar la actual Ordenanza de Tráfico a este nuevo modo de transporte, "que ha venido para quedarse, pero que debe usarse correctamente".

Compartir el artículo

stats