Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRÓNICA

Primeros colegios privados femeninos en Santa Cruz

Colegio La Asunción. E. D.

Las Religiosas de La Asunción es una congregación apostólica fundada en París en 1839 por Ana Eugenia Milleret de Brou (Francia 1817- 1898) (*), ciudad donde emprendería su labor educativa.

Colegio La Asunción

A partir de 1865 comienzan a abrir centros educativos en distintas ciudades españolas. A Santa Cruz de Tenerife llegaron, el 10 de octubre 1903, las cinco hermanas fundadoras del primer colegio religioso y privado que, con 26 alumnas, se instaló en la calle Santa Rosalía número 17 de esta capital, en una casa alquilada al juez Miguel Díaz Llanos.

En 1904 le compran una finca a los señores Beautell (actual Parque Cultural Viera y Clavijo) y comienzan a levantar el nuevo colegio, según los planos del los arquitectos Mariano Estanga y Antonio Pintor, inaugurándolo en 1905, aunque las obras finalizarían en 1926.

El edificio, de gran amplitud de fachada y poca altura, posee en su interior un espacio abierto acotado por dos crujías, denominado Patio de los cipreses, y una capilla situada entre las dos alas del conjunto, donde se retranqueaban los sucesivos módulos hasta concluir en dos torreones.

La capilla, ejecutada por el ingeniero militar José Rodrigo Ballabriga, tiene la cubierta y el altar neogótico, y en ella destacan las vidrieras, traídas de Francia. En 1921, el edificio ganaría mayor altura al añadirle el ático y un inmenso frontón como remate ornamental.

En estas instalaciones, las religiosas abrieron en 1909 una escuela gratuita para las hijas de las familias menos favorecidas, que vivían en los alrededores del barranco Santos. De la misma manera que en 1964 lo harían en el barrio La Alegría.

Cuando en 1978 el colegio cerró sus puertas como centro docente, el Ayuntamiento le compró a las monjas el edificio y los 30.000 metros cuadrados de terreno, abriéndolo a la ciudadanía como Parque Cultural.

(*) Ana Eugenia Milleret de Brou fue Beatificada en 1975 por Pablo VI, y canonizada en 2007 por Benedicto XVI, con el nombre de Santa María Eugenia de Jesús.

Colegio La Pureza

Cayetana Alberta Giménez Adrover (Mallorca, 1837-1922), directora de la primera Escuela Normal de Maestras de las Islas Baleares, fundaría el 2 de agosto de 1892 la Congregación de Religiosas de la Pureza de María Santísima, dedicadas a la enseñanza. Su eficiente labor educadora daría lugar a que su obra se trasladara a distintas ciudades españolas.

En Santa Cruz de Tenerife abrirían su primer colegio en 1922, en una casa arrendada. Tres años más tarde comprarían un solar para construir el primer edificio, con entrada principal por la calle General Ramos Serrano y otro acceso por la calle Enrique Wolfson.

En 1947, ante el creciente número de alumnas, tendrían que aumentar las aulas, a la vez que se construyó la capilla de 12 metros de ancho y 21 de fondo, proyectada por el arquitecto Domingo Pisaca Burgada.

En 1964 edificarían un nuevo pabellón, dedicado a la enseñanza primaria y, cuatro años más tarde, adquieren la casa contigua, la cual derribarían años más tarde para construir en su solar un nuevo pabellón con distintas aulas.

En 2001, la congregación compró los dos palacetes contiguos al colegio: Villa Clara y Villa Petra, donde trasladarían la biblioteca y los distintos seminarios.

En el curso escolar 2004-2005, el colegio comienza a impartir la enseñanza mixta, iniciándola por la Educación Infantil de 3 años, inaugurando para ello un nuevo pabellón.

En 2013, la Consejería de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino aprueba sendos proyectos para la construcción de un polideportivo y salón de actos.

Colegio La Pureza. | | CARLOS PALLES

Colegio Dominicas

Las Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia, congregación religiosa perteneciente a la Orden de Predicadores, cuyo fundador fue Santo Domingo de Guzmán, llegaron a las Islas Canaria en 1895 para dar respuesta a las necesidades de promoción y educación de la infancia de aquella época, ofreciendo una educación de calidad, no solo en la formación académica sino también en valores como la dignidad, la verdad y la solidaridad.

En Santa Cruz de Tenerife abrirían el primer Colegio –con el nombre de Santa Catalina de Siena– el 23 de septiembre de 1928, en la calle Emilio Calzadilla, del barrio de El Toscal. Muy pronto, debido a que las instalaciones del Centro escolar se hicieron insuficientes, se trasladaron a otro edificio de la calle Santa Rosalía número 48, también en el barrio de El Toscal, donde continuarían su labor hasta que en 1970, la demanda de puestos escolares y la necesidad de responder a la sociedad con unas instalaciones adecuadas darían lugar a la construcción de un moderno Colegio en la zona de expansión demográfica de Ofra-Vistabella, en un solar de 28.485 metros cuadrados, de los que están construidos 11.915 metros cuadrados.

En el edificio, proyectado por el arquitecto Francisco Coello de Portugal, fraile de la orden, sus instalaciones están integradas en el entorno, pues su forma escalonada, siguiendo la pendiente natural del terreno, logra que al estar las aulas distribuidas en siete terrazas (0º a 7ª), todas estén dotadas de gran luminosidad al tener grandes ventanales con vistas al mar, la cordillera de Anaga y la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. La entrada al centro se lleva a cabo por la terraza 5ª, donde se encuentra la portería, sala de visitas, despachos de dirección, secretaría y AMPA. En las terrazas superiores a la 5ª están instalados el comedor, cocina, y la residencia de la comunidad religiosa; así como el laboratorio y la biblioteca, mientras que en las inferiores se hallan las distintas aulas, flanqueadas por la capilla, salón de actos, y diversas dependencias para uso del alumnado y profesorado. La terraza 0 está destinada a canchas deportivas, piscina olímpica, jardines y parking.

En 2017, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife le concedió la Medalla de Oro de la ciudad por la labor desarrollada por los sucesivos equipos directivos y pedagógicos, así como por su contribución y participación activa en la vida de la ciudad, a lo largo de los últimos 89 años.

Colegio Dominicas-Vistabella. | | E.D.

Compartir el artículo

stats