Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno local alerta de que el PSOE «ha puesto en riesgo» la atención social

La concejala responsable del área denuncia que los socialistas hayan impugnado el incremento del presupuesto en 2,5 millones para ayudas y servicios esenciales

Colas para recoger alimentos, en Santa Cruz de Tenerife. Delia Padrón

El Gobierno local en el Ayuntamiento de Santa Cruz (CC, PP y la edil de Cs Evelyn Alonso) alerta de que el grupo municipal socialista «ha puesto en riesgo» la atención social a las personas y familias vulnerables del municipio. La edil responsable del área, la nacionalista Rosario González, denuncia que el PSOE haya impugnado la modificación de crédito para incrementar, en 2,5 millones de euros de euros, y «debido a la situación de emergencia en la que nos encontramos», el presupuesto del IMAS (Instituto Municipal de Atención Social). «Se ha puesto en riesgo la prestación de ayudas básicas y de servicios esenciales, y ahora tendremos que tomar decisiones urgentes porque no sabemos cuándo podremos disponer de ese dinero», agrega.

«Cuando ya estaba prácticamente todo listo para que el ingreso de este presupuesto tan necesario, que proviene del remanente del año anterior, se produjera en los próximos días, nos hemos encontrado con que el grupo municipal socialista ha impugnado la modificación de crédito, alegando que no están de acuerdo con las contrataciones de servicios por la vía de emergencia. Y es que algunas partidas las destinamos a servicios como la ayuda a domicilio o las escuelas infantiles», explica la edil nacionalista.

Rosario González no puede ocultar su enfado y preocupación, señalando que no entiende «qué es lo que quiere el PSOE». «Estamos hablando de un presupuesto destinado a atender, de aquí a final de año, a las familias que peor lo están pasando. No se trata de impugnar una modificación para fiestas o para una obra, sino para poder entregar ayudas sociales básicas, como las tarjetas de alimentos, y prestar servicios esenciales, como la ayuda a domicilio», agrega. La concejala señala que los socialistas tienen que entender que «nos encontramos ante una situación de emergencia social, por lo que no todo vale, estamos hablando de la atención a las personas». En este sentido, Rosario González informa de que de cada 10 tarjetas de alimentos que se entregan a la semana, «siete corresponden a nuevas familias que pasan a encontrarse en situación de vulnerabilidad, unos datos que son muy preocupantes, por lo que se necesita más dinero».

Una situación «muy grave»

Explica que con la impugnación de la modificación de crédito, y aunque el Ayuntamiento de Santa Cruz no la acepte, el procedimiento se paraliza y «no sabemos si podremos contar con ese presupuesto antes de diciembre, pues ya en dicho mes, se perdería». «Estamos hablando de algo muy grave. No tiene lógica lo que han hecho. Nos vamos a encontrar con que el Consistorio chicharrero no tendrá dinero para seguir entregando ayudas o para prestar servicios esenciales», la concejala nacionalista.

Por ello, cuenta la edil responsable del área de Atención Social, a partir del lunes «tendremos que empezar a tomar decisiones urgentes, que podrían pasar por dejar de entregar tarjetas de alimentos o suspender el servicio de ayuda a domicilio extra, por ejemplo». «Lo que está claro es que nos encontramos ante una situación que no nos esperábamos, sin entender por qué lo hacen», manifiesta Rosario González.

Compartir el artículo

stats