Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz esperará hasta octubre para decidir si el Carnaval se queda sin calle

El edil de Fiestas señala que el próximo año sí habrá concursos, aunque con diferentes formatos porque los grupos tendrán menos tiempo para ensayar, y galas de la reina

Carnaval en Santa Cruz de Tenerife. eldia.es

Aunque el decreto ley anticovid aprobado recientemente por el Gobierno de Canarias prohíbe la celebración de «fiestas, verbenas y otros eventos populares», sea cual sea el nivel de alerta y hasta que, a nivel nacional, no se dé por finalizada la crisis sanitaria, el Ayuntamiento de Santa Cruz esperará hasta octubre para tomar una decisión definitiva sobre el Carnaval de 2022 en la calle.

Así lo ha anunciado a ELDÍA el concejal de Fiestas, el nacionalista Alfonso Cabello, quien aclara que el Consistorio chicharrero no ha descartado aún la posibilidad de que el Carnaval pueda regresar a la calle el próximo año. «En la actualidad, el decreto ley del Ejecutivo, publicado este lunes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), no lo permitiría, pero estamos hablando de febrero de 2022, por lo que todo dependerá de la evolución de la pandemia», matiza. Eso sí, añade el edil, «la decisión por parte de esta Corporación local sobre el regreso o suspensión de los bailes no podrá retrasarse más allá de octubre, pues la fiesta santacrucera no se prepara en dos días».

  • LAS PÉRDIDAS DEL CARNAVAL, EN CIFRAS

    1. Número de visitantes

    El número de turistas que visitaban la capital superaba las 170.000 personas, a las que se sumaban más de 21.200 cruceristas.

    2. Pérdidas económicas

    El municipio de Santa Cruz de Tenerife ha perdido en torno a unos 35 millones de euros por la suspensión del Carnaval chicharrero debido a la pandemia del coronavirus Covid 19.

    3. Sectores más afectados

    Restauración y hostelería, comercio y sector hotelero

Y mientras que la celebración multitudinaria del Carnaval chicharrero en la calle pende de un hilo, por lo que Santa Cruz podría quedarse otro año más, y ya serían dos ediciones, sin los bailes y desenfreno de su gran fiesta, y sin los ingresos y economía que esta supone para diferentes sectores, lo que sí ha asegurado el Ayuntamiento es que en 2022 sí habrá concursos y reinas.

Este año, los certámenes de murgas, agrupaciones, comparsas y rondallas, y las galas de elección de las reinas infantil, adulta y tercera edad también fueron suspendidos, por lo que la celebración del Carnaval de Santa Cruz, declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional, quedó reducida a la emisión de varios programas televisivos. Desde el Organismo Autónomo de Fiestas, y según indica Alfonso Cabello, ya se trabaja en los concursos del Carnaval de 2022, aunque, y debido al poco tiempo que tendrán los grupos para ensayar, «se tendrán que modificar los formatos para permitirles participar con menos temas o con menos tiempo de actuación».

En este sentido, el edil apunta que Fiestas está elaborando las nuevas bases de los certámenes, «las cuales serán consensuadas previamente con los grupos». Cabello prevé tenerlas aprobadas en octubre. «La idea es simplificar los formatos de los concursos, de manera que, por ejemplo, las murgas solo tengan que preparar dos temas, uno para las fases y otro para la final, o en el caso de las comparas, en lugar de actuar durante 20 minutos, lo hagan durante 10», explica. «Los grupos quieren volver a sus locales para ensayar, pero el Gobierno canario aún no lo ha permitido. Esperamos que a partir de octubre, ya puedan hacerlo, en función de la evolución de la pandemia», manifiesta Cabello.

Compartir el artículo

stats