La Gerencia Municipal de Urbanismo de Santa Cruz ha rescatado del baúl de los recuerdos y de las promesas enterradas el proyecto del Parque Marítimo Deportivo Añaza-Acorán, denominado Pasea, ganador de un concurso de ideas convocado hace 18 años. Así lo ha anunciado el concejal responsable del área, Carlos Tarife, del PP, quien informa de que Urbanismo ha creado un grupo de trabajo con los arquitectos que elaboraron en 2013 aquella propuesta, Raquel Guanche, José David Izquierdo y David Espejo.

Aunque la idea inicial era encargar a una empresa externa la redacción de un nuevo proyecto para dotar al litoral de Suroeste de un acceso al mar «digno», que incluyese piscinas naturales, finalmente Urbanismo ha optado por desempolvar una propuesta que, a pesar de ganar un concurso de ideas convocado por el propio Ayuntamiento, nunca se convirtió en realidad. «A raíz de que comunicara mi intención de intervenir, a mayor escala, en la costa de Añaza, descubrimos que en el Consistorio existía un proyecto de hace 18 años destinado a mejorar todo este espacio», manifiesta Tarife.

El edil explica que el proyecto Pasea cumple con las expectativas que se había marcado la Gerencia Municipal de Urbanismo para actuar en el litoral del Suroeste, «por lo que queremos recuperarlo». Eso sí, el concejal aclara que, en concreto, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife rescatará la fase que corresponde a la plataforma del denominado muelle de Añaza, pues la propuesta del Parque Marítimo, mucho más ambiciosa, incluye toda la franja hasta el hotel abandonado, conectando peatonalmente este espacio con la zona de Acorán.

Dicha fase consiste en crear en la citada plataforma espacios deportivos, piscinas naturales, zonas de sombra y actividades de restauración. Y aunque aún se tiene que redactar el proyecto definitivo correspondiente a esta fase, para actualizar la propuesta inicial, se estima que las obras podrían suponer una inversión de entre 8 y 12 millones de euros.

Carlos Tarife, concejal de Urbanismo en Santa Cruz. Andrés Gutiérrez

«Hemos remitido un escrito a Costas para comunicar esta decisión y solicitar una reunión»

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha remitido un escrito al Servicio Provincial de Costas, el cual, y según Carlos Tarife, ya había mostrado su interés en participar en la mejora de esta parte del litoral chicharrero, para comunicarle la intención del Ayuntamiento capitalino de «impulsar y reactivar el proyecto que en 2003 ganó el concurso de ideas para actuar en la costa de Añaza, en concreto, en la plataforma de la zona» y para solicitar su colaboración.

«Para Santa Cruz de Tenerife es fundamental el desarrollo de este ámbito, convirtiéndolo en un punto de baño accesible para el vecino, con zonas deportivas y de sombra, y piscinas naturales, que generen una verdadera mejora del litoral chicharrero. Recientemente, hemos tenido una reunión con el equipo de arquitectos que ganó el concurso y hemos creado una grupo de trabajo. A principios de septiembre, nos reuniremos para definir los pasos a seguir en este expediente. La Gerencia de Urbanismo quiere liderar la transformación de este ámbito, pero lo desea hacer de la mano de Costas», señala Tarife en el escrito.

En este, el concejal también solicita una reunión con el Servicio Provincial de Costas, en la que participarían los arquitectos del proyecto, para que «sea Costas quien verifique esta propuesta y encargue su redacción definitiva». «Además, entendemos que debemos pactar para esta actuación la financiación necesaria, contando con la colaboración del Estado, del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife», agrega el edil.

Carlos Tarife destaca a EL DÍA que, a pesar de la anulación del Plan General de Ordenación (PGO) del municipio de 2013 y de la entrada en vigor de la adaptación básica de 2005 del PGOde 1992, «el actual planeamiento permite desarrollar en este ámbito las actuaciones que demandamos en la zona».

Los arquitectos que redactaron Pasea aseguran que están encantados con la decisión de la Gerencia Municipal Urbanismo. «La verdad es que estamos muy contentos. Para nosotros es una alegría que el Ayuntamiento de Santa Cruz haya rescatado nuestro proyecto, pues ya hace 18 años que ganamos el concurso de ideas. Esta intervención es una gran oportunidad para el municipio y para la zona del Suroeste en concreto. En su momento se quedó aparcada, pero ahora podría convertirse por fin en realidad», ha declarado la arquitecta Raquel Guanche.