Juan Ramón Lazcano, exconcejal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha vuelto a la política, pero lo ha hecho de la mano del Partido Popular (PP). Lazcano, que no solo abandonó el Consistorio chicharrero sino también la formación naranja, se ha incorporado a las filas de los populares.

La socialista Patricia Hernández gobernó la capital durante algo más de un año, arrebatándole la Alcaldía al nacionalista José Manuel Bermúdez, gracias al apoyo de los ediles de Cs Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano, que incumplieron las directrices de su partido y fueron expulsados. Poco tiempo después, y a pesar de que tanto Zambudio como Lazcano fueron readmitidos en la formación naranja, el que fuese edil de Urbanismo e Infraestructuras decidió abandonar el Ayuntamiento y la política, porque la situación era «insostenible», debido a la mala relación que mantenía con su propia compañera y debido a las diferencias con su socio de gobierno.

Su salida proporcionó a Bermúdez la posibilidad de recuperar la capital, a través de la moción de censura presentada por CC, PP y la edil de Cs que sustituyó a Lazcano, Evelyn Alonso. Tras un año de silencio, Lazcano regresa a la política, afiliándose al PP, según él mismo lo ha confirmado.