La visita a la presentación del mural del colegio Los Verodes, incluido en el programa Sumérgete, de Cepsa, permite descubrir a menos de cinco metros dos caras de la realidad que se vive en la zona. En el margen izquierdo, el Centro de Enseñanza Infantil y Primaria de la que es directora Carmen Trujillo; a la derecha, el Centro de Acogida Municipal, que atiende a 101 usuario y que está cerrado desde el pasado viernes por un brote de covid. Eso no impide que una decena de personas transiten la zona, dado que está activo el servicio para transeúntes dando cobertura a una veintena de personas que lo requieren.

La directora de Los Verodes, Carmen Trujillo, insta a las administraciones públicas a que adopten las medidas para rebajar la presión social en esta zona de Azorín. «En vez de tener un albergue de ámbito insular que se centraliza aquí, tal vez se podría habilitar el mismo recurso en los cinco distritos de Santa Cruz, que dé cobertura a entre 15 o 20 personas, como si es necesario habilitar otro de esas características en esta zona», explicó la profesora en presencia del concejal de distrito Salud-La Salle, Carlos Tarife.

«Fíjate las dos caras que se muestran aquí y nosotros queremos integrarnos en el barrio donde vivimos. Por el covid, cerramos la parte de atrás del centro, más próxima al albergue, pero queremos que nos techen el patio para , en horario de tarde, abrirlo al barrio», manifestó Trujillo.

Carlos Tarife hizo suya esta reivindicación y se comprometió a agilizar, con la Concejalía de Educación, la necesidad de techar el patio, a la vez que apostó por desarrollar el primer plan municipal para la atención de las personas sin hogar de la capital, que precisa de la implicación del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife para hacer posible la descentralización del centro de atención municipal y habilitar pequeños recursos en los cinco distritos.