El Parque Infantil de Tráfico (PIT) de Santa Cruz de Tenerife volverá a abrir sus puertas a partir de septiembre. Así lo anunciaron este viernes, 11 de junio, el alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), y la edil de Seguridad, Evelyn Alonso (Cs), durante una visita al circuito, que ha permanecido cerrado durante más de un año debido a la pandemia del coronavirus Covid 19. Estos indicaron que se volverán a retomar las actividades escolares en esta instalación, la cual, desde su inauguración en 2013, "se ha convertido en un referente respecto a la difusión de las nociones básicas sobre el comportamiento en las vías públicas y las normas de tráfico para los menores de edad del municipio".

En este sentido, la edil de Seguridad destacó a EL DÍA la importancia que tiene este circuito, homologado por la Dirección General de Tráfico (DGT), para la educación vial de los niños. Alonso recordó que, debido a la pandemia, el Parque Infantil de Tráfico Ramón S. Guerra González, ubicado en la prolongación de la calle Ramón y Cajal, fue utilizado por última vez el 13 de marzo de 2020. Destacó que solo en el primer trimestre de dicho año, el coordinador de Educación Vial de la Policía Local chicharrera, Isaac González, encargado de gestionar las visitas escolares a dicho recinto, ya había atendido a 386 alumnos de Infantil y Primaria.

Precisamente, explica la concejala, "la pandemia obligó a una notable modificación tanto de los contenidos como de las fórmulas empleadas para llegar a la población infantil y juvenil del municipio". "Desde que se retomaron las actividades lectivas, la Policía Local ha centrado sus esfuerzos en realizar visitas a los centros docentes respetando las medidas preventivas vigentes en cada momento. También los contenidos se han adaptado para centrase en alumnado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato. Con esta fórmula se ha trabajado con un total de 7.643 jóvenes que, sumados a los más pequeños, hace que la estadística global del año alcance a los 8.029 alumnos", comenta Alonso. En 2019 pasaron por el PIT 1.325 niños.

La superficie total de esta instalación es de 750 metros cuadrados y dispone de un recorrido de 263 metros lineales, con dos carriles de circulación. Entre las novedades del proyecto destaca la utilización de "modernos materiales para la superficie de la instalación"; la señalización vial horizontal; puntos semafóricos activados desde un pequeño centro de control dentro del parque; un aula para las clases teóricas; un pequeño almacén; y servicios sanitarios adaptados para menores de edad. "Todo el recinto está vallado y cuenta con cámaras de seguridad y comunicación externa, para que desde la sala de comunicaciones de la Policía Local se pueda verificar el correcto estado del circuito".

Una niña recorrer el Parque Infantil de Tráfico de Santa Cruz con su coche de policía. E. D.

La visita realizada ayer por el alcalde y por la edil de Seguridad también fue aprovechada para realizar el "bautismo policial" a un vehículo eléctrico infantil que, y según contó Evelyn Alonso, "gracias a la iniciativa de un ciudadano, Pedro Machado, se ha convertido en una patrullita". Este vecino ha adquirido y adaptado el vehículo que ha comprado a su hija, Ana, de cuatro años, a semejanza de los coches policiales de la capital tinerfeña. Machado solicitó la colaboración y autorización de la Policía Local para esta iniciativa que "le hacía especial ilusión a su hija".

Este diminuto coche eléctrico de policía, con batería de 12 voltios y mando de control remoto, puede ser conducido por menores de edad, de hasta 5 ó 6 años, en lugares autorizados. Tiene todos los detalles de un pequeño vehículo patrulla, como dispositivos luminosos, sirena, reproductor de música MP3, luces LED en los faros, palanca de cambios, megáfono con altavoz, cinturón de seguridad y sistema de suspensión.

La edil contó que Machado ha asumido las modificaciones necesarias del vehículo, "tanto en el puente luminoso como en la adaptación estética del coche para que parezca un auténtico patrulla policial de Santa Cruz de Tenerife". "La idea de este ciudadano es donar dicho vehículo al Ayuntamiento santacrucero una vez que ya no pueda ser utilizado por su hija. De hecho, el Consistorio santacrucero, además de alabar esta iniciativa está valorando la posibilidad de adquirir algunos vehículos semejantes destinados al propio Parque Infantil de Tráfico", anunció la responsable del área de Seguridad.