El alcalde de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez, dio instrucciones ayer al concejal de Fiestas para que inicie los preparativos necesarios de cara a organizar el Carnaval 2022 conforme a lo que ha sido uso y costumbre antes de la incidencia de la pandemia, en marzo de 2020. Así lo confirmó el regidor municipal, quien precisó que el objetivo del equipo de Gobierno es activar los mecanismos administrativos que permitan la contratación de los pliegos que permitan la convocatoria para garantizar la organización de la fiesta de la máscara «de toda la vida», al margen de que en el mes de septiembre se mantengan reuniones con los grupos y agentes implicados para revisar la programación.

Siguiendo las directrices de la Alcaldía, la Concejalía de Fiestas retomará toda la programación para afrontar «un Carnaval como el de toda la vida» y los posibles cambios que se realicen solo estarán supeditados a las condiciones sanitarias, pero Santa Cruz trabajará con las previsiones del Ejecutivo central y los datos autonómicos, que prevé finalizar el año con una «inmunidad de rebaño» que supere el 70 o 80 por ciento.

«La organización administrativa del Carnaval chicharrero no puede esperar a septiembre para tomar una decisión en septiembre, sino que tiene poner en marcha desde ya todo el soporte de pliegos en marcha, incorporando incluso a los pliegos cláusulas que adviertan que la administración quedaría exenta de gastos en caso de que la incidencia de la pandemia impida finalmente organizar los actos; pero a priori, tenemos que tener la maquinaria preparada y trabajar conforme a las previsiones de las autoridades nacionales y autonómicas», precisó el alcalde de Santa Cruz.

«Vamos a ir al formato del Carnaval de siempre», precisó el regidor, que condicionó este anuncio a la evolución de la pandemia en los próximos meses. El primer paso será el soporte administrativo.

Cuestión de días

Siguiendo las directrices marcadas por el alcalde de Santa Cruz, el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, pondrá en marcha la maquinaria administrativa y la convocatoria en los próximos días del concurso que permitirá elegir el motivo que presidirá el Carnaval 2022, en un formato digital que presentará novedades, como la participación de las diferentes propuestas que defenderán rostros conocidos de la fiesta decantándose para una de las opciones que se planteen en la página oficial.

El siguiente paso será la convocatoria de la elección del cartel del Carnaval para afrontar también en breve las primeras reuniones de los grupos para ahondar en los preparativos de cara a 2022. Pieza clave en los preparativos también será tomar el pulso a la situación en la que se encuentran los grupos de la fiesta de la máscara, a sabiendas de que dependen de la evolución de la situación sanitaria para poder retomar los ensayos en sus locales.

En la actualidad, la normativa establece que solo se puede ocupar el 33 por ciento del aforo máximo de cada sede, lo que impide a la mayoría de las formaciones volver a la normalidad de los preparativos. Entre las propuestas que realizará el concejal de Fiestas está ver con los directores y representantes de murgas, comparsas, rondallas y agrupaciones tanto musicales como coreográficas la situación actual y trazar un calendario que permita volver a los ensayos y, en función de cuándo se pueda retomar, fijar el número de temas o duración de repertorio.

De otra forma, la organización prevé retomar de cara al Carnaval 2022 los concursos pero admite que estarán condicionados a la normativa sanitaria y a cuándo se puedan retomar los preparativos. Por ello, desde Fiestas se planteará a los portavoces de las formaciones iniciar ya los ‘preparativos de intendencia’ que no requieren reuniones en los locales, tales como el diseño, encargo de trajes de prueba, elaboración de letras y preparación de los montajes musicales a la espera de ver a partir de septiembre la evolución de las condiciones sanitarias.

Conforme pasen los meses sin que se pueda ensayar, Fiestas planteará a las murgas, comparsas, rondallas y agrupaciones recortar sus repertorios. El Carnaval 2022 tendría concursos, pero con un formato reducido y ajustado a los condicionantes sanitarios, por lo que no se descarta un concurso de murgas con menos temas o de comparsas o rondallas, con menos duración en su repertorio.

Sigue Enrique Camacho

El alcalde reconoce que «para sacar los pliegos de contratación del Carnaval, que en algunos casos superan los 100.000 euros, no podemos esperar a septiembre, y todo eso tiene que estar listo en los próximos días».

En lo que se refiere a la parte artística, Alfonso Cabello ha revalidado su confianza en Enrique Camacho como responsable de la programación y los espectáculos que, de mantenerse el calendario tradicional, comenzará a final de enero, con la gala inaugural y presentación de aspirantes, el primero concurso de murgas infantiles, el 3 de febrero; la final de murgas, el viernes 11; la gala de la reina, el miércoles 23, o el Carnaval en la calle, desde el viernes 25.

Bermúdez pide responsabilidad

El alcalde de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez, distribuyó ayer un vídeo en el que lamenta, después de más de un año de la incidencia del coronavirus, «el Gobierno de España no nos dé ahora certeza jurídica». Por ello, frente a esta «irresponsabilidad» de la administración central que ha levantado el estado de alarma, el regidor apela a la «responsabilidad individual. La supresión del toque de queda no puede sustituir la responsabilidad que debemos tomar todos», insiste Bermúdez, en un llamamiento a la población.