El Real Casino de Tenerife ha abierto un segundo expediente para la expulsión del empresario Kamlseh Kumar Satyani y su hija Renuka Satyani después de que el Juzgado de Instrucción número 3 anulara el primero al advertir un error en la instrucción que dejó en indefensión a ambos socios, además de advertir que la institución no cumplía con la ley de asociaciones de Canarias.

“Ya no estamos ante una cuestión de forma que se ha dirimido por la vía administrativa, sino ante hechos presuntamente delictivos” que están incluidos en un procedimiento abreviado para a la espera de juicio oral. “Ante esta situación en Casino no puede permanecer pasivo”, precisan fuentes de la institución, máxime porque ocurrieron en la sede de esta sociedad tinerfeña según la denuncia que se investiga. “No se puede permitir que pisoteen el honor del Casino”, añaden, para reiterar su rechazo a la comisión de posibles actos espurios y posiblemente delictivos.

La Junta Directiva aprobó la apertura de un segundo expediente disciplinario en la sesión celebrada el pasado 22 de marzo y que en la actualidad se encuentra abierto el plazo de información a raíz de la gravedad de los hechos que se le atribuye en un auto que instituye el Juzgado de Instrucción número 5 de Santa Cruz de Tenerife.

La autoridad judicial investiga si el empresario Satyani y su hija incurrieron en un presunto delito de obstrucción a la justicia, amenazas, delito leve de lesiones y coacciones, hechos que ocurrieron en el Casino de Tenerife, por lo que la junta directiva ha iniciado el expediente para la expulsión de ambos socios.

Las fuentes consultadas en la institución aseguran que “ después de lo ocurrido en el Casino, nunca volverá a ser bien recibidos” en dicha sociedad “aunque una jueza lo autorice”. De hecho, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial acordó imponer a Renuka Satyani una orden de alejamiento de Víctor Manuel Estévez, el socio que solicitó la sala en el Casino para mantener una reunión con el empresario y la referida hija.

En el auto judicial se explica de forma que Víctor Manuel Estévez reservó en el Real Casino de Tenerife una de las salas para mantener una reunión con el empresario Kamlseh Kumar Satyani y su hijo que estaba motivada para resolver una deuda económica. El encuentro tuvo lugar el 21 de noviembre de 2019 en la referida sociedad hasta donde acudieron el socio que reservó la sala, Víctor Manuel Estévez, en compañía de su abogado, además de un cliente de Estévez que antes del inicio del encuentro se ausentó, como demuestran las grabaciones del Casino. Poco después llegó Renuka Satyani, con un acompañante, y se encuentra con su padre en la cafetería de la sociedad, que acudió con otros dos acompañantes, según se ve en las cámaras y consta en el auto judicial. La hija del empresaria se dirigió con los tres acompañantes a la sala mientras el padre se quedó en el hall de la sociedad.

Ya en la sala, Renuka Satyani le dice a Víctor Estévez que las tres personas que la acompañaban a ella y a su padre –que estaba en el hall– eran sus abogados y procedieron a cerrar la puerta negándole el acceso al camarero de la sociedad.

Mientras, en el interior de la sala el auto hace constar que uno de los acompañantes de su hija le dio un golpe en la cabeza de Víctor Estévez, al tiempo que Renuka Satyani le pidió que quitara la denuncia, refiriéndose a la reclamación por la vía judicial de una deuda y le advirtió que lo mismo que le ocurrió a Víctor Estévez le pasaría a su familia y a la de un tercero, que no pudo acudir, si no retiraban el procedimiento monitorio. A continuación, abandonaron la sala.

En el auto se hace constar que Kamlseh Kumar Satyani, aunque permaneció en el hall, acudió acompañado de otros dos hombres y se quedó fuera de la reunión, precisando que “existen indicios suficientes de que el mismo participó en la búsqueda de las personas que llevaría a cabo el acto intimidatorio y junto a su hija les dio indicaciones de lo que tenía que hacer”.