La única terraza de ocio nocturno al aire libre que existe en Santa Cruz tendrá que cerrar sus puertas este año y abandonar el solar municipal que ocupa en Cabo Llanos desde 2012. La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento chicharrero, que dirige el edil Carlos Tarife, del PP, ha anunciado a EL DÍA que ya no se prorrogará más la concesión que en su día el Consistorio otorgó a la empresa Isla de Mar para que ocupara la parcela ubicada junto al Intercambiador de Guaguas, en la avenida Marítima. La última prórroga otorgada a este negocio finaliza el próximo 11 de agosto, “fecha en la que se tendrá que poner fin a la actividad, pues resolveremos el contrato y la concesión será retirada”.

Santa Cruz de Tenerife fue en su momento uno de los municipios de la Isla con más oferta de ocio nocturno, fundamentalmente, por las numerosas terrazas de verano que amenizaban las noches de la capital. Estas fueron desapareciendo una a una y los locales de la avenida de Anaga suplieron su ausencia. Pero las quejas vecinales también apagaron esta zona. Durante años, el municipio chicharrero se quedó sin apenas ocio nocturno, hasta que poco a poco este fue resurgiendo en algunas zonas, aunque con la mínima expresión. Con el objetivo de dinamizar la ciudad y de que Santa Cruz volviera a tener terrazas de verano, el Ayuntamiento decidió convocar en 2011 un concurso público para instalar varios locales en el solar municipal situado junto al Intercambiador de Guaguas.

La previsión era que abrieran sus puertas tres terrazas de ocio nocturno en esta parcela. Se presentaron cuatro propuestas, pero finalmente solo se pudo firmar un contrato con una de las empresas, Isla de Mar. El plazo de la concesión otorgada por Urbanismo era de tres años, con posibilidad de prórroga. En esta se establecía que la ocupación del solar era provisional, pues el uso del mismo, según el planeamiento de Santa Cruz, es hotelero, y que se tenía que abonar al Ayuntamiento un canon de unos 40.000 euros anuales. Tras la ejecución de las obras para construir la terraza de verano, la inauguración de Isla de Mar se produjo en agosto de 2012, hace casi nueve años.

A pesar de ser considerada una terraza de verano, esta empezó a desarrollar su actividad durante todo el año, convirtiéndose en uno de los lugares de moda de la noche de Santa Cruz. Desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se le han otorgado varias prórrogas. A raíz de la pandemia del coronavirus Covid 19, y como muchos locales de ocio nocturno, Isla de Mar optó por adaptar sus horarios y su actividad, con el objetivo de no tener que cerrar sus puertas. También se ejecutaron trabajos por parte de la empresa para mejorar las instalaciones.

Acaba la segunda prórroga

El próximo 11 de agosto finalizará el plazo de la segunda prórroga aprobada por Urbanismo y esta, según lo ha anunciado el concejal responsable de la Gerencia, es la última. “Ya no vamos a prorrogar más la concesión, por lo que la terraza tendrá que abandonar el solar municipal. Resolveremos el contrato firmado en su momento y recuperaremos esta parcela”, ha apuntado Carlos Tarife.

El concejal de Urbanismo explica que el Gobierno de Canarias está negociando con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife la compra del citado solar, “algo en lo que este Consistorio está muy interesado y, por ello, pondremos fin a la concesión”. Tarife comenta que el Ejecutivo planea construir en ese suelo, que tiene una superficie de unos 3.000 metros cuadrados, el futuro Edificio Múltiples III, “al que se trasladarían todos los empleados del Edificio de Usos Múltiples I, situado en la avenida de Anaga”.

“A este Ayuntamiento le interesa esta operación, pues estamos hablando de unos ingresos para las arcas municipales, en el caso de que finalmente la negociación salga adelante, de más de 30 millones de euros, que es el valor aproximado de este terreno municipal”, manifiesta el edil.

Eso sí, agrega, desde el Consistorio se está buscando una ubicación alternativa “para la instalación de terrazas o quioscos para el ocio nocturno”. “Una de las posibilidades es la trasera del Palmétum, en donde el ruido no molestaría a nadie. Iniciaremos el correspondiente expediente urbanístico para ver si esto es posible”, añade Carlos Tarife.

La parcela ocupada en la actualidad por Isla de Mar tiene uso hotelero, según el planeamiento del municipio, por lo que en un principio, el Consistorio chicharrero anunció su intención de sacarla a subasta. Incluso, fuentes municipales indicaron en su momento que varias cadenas hoteleras se habían puesto en contacto con la Corporación local mostrando su interés. La idea del Gobierno local era destinar el dinero que se obtuviera a la construcción de viviendas sociales. Finalmente, y debido a que el terreno no se inscribió en el Registro de la Propiedad hasta el año 2019, esta posibilidad quedó aparcada.

Ahora, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha recibido con los brazos abiertos la propuesta del Gobierno de Canarias para adquirir el solar, aunque de momento solo se está negociando. Con respecto a su uso hotelero, el concejal responsable de la Gerencia Municipal de Urbanismo explica que el Ejecutivo podrá cambiar su uso con la Ley del Suelo.

Con la construcción del Edificio Múltiples III en esta parcela ubicada junto al Intercambiador de Guaguas y con la construcción del futuro Palacio de Justicia en otros dos solares de la zona, el Gobierno de Canarias planea convertir Cabo Llanos en la ciudad administrativa de Santa Cruz.