El concejal de Servicios Públicos en Santa Cruz, Guillermo Díaz Guerra, del PP, anunció ayer que el Ayuntamiento realizará un nuevo estudio sobre el número de taxis que deben prestar servicio en el municipio, con el fin de determinar si el ratio de licencias que se estableció en su momento, de 3,5 vehículos por cada 1.000 habitantes, es el correcto. Asimismo, indicó que el Consistorio está evaluando la adopción de “medidas extraordinarias para garantizar la supervivencia del sector”.

El también primer teniente de alcalde realizó dichos anuncios en la Comisión de Control celebrada ayer, durante la comparecencia solicitada por el Partido Socialista, cuyo portavoz, el concejal José Ángel Martín, mostró su preocupación por la situación por la que atraviesan los taxistas. En este sentido, el edil responsable del área de Servicios Públicos recordó que en la Mesa del Taxi se están escuchando y atendiendo las demandas del sector.

“En un principio, había más de 1.000 licencias. Estas se han reducido hasta las 732, pero es cierto que tenemos que llevar a cabo un nuevo estudio, porque puede ser que Santa Cruz solo necesite unas 500. Si esto es así, se aprobará el rescate de más licencias”, apuntó Guillermo Díaz Guerra.

Este también mostró su preocupación ante el escaso número de taxis adaptados que hay en el municipio. “Tendría que haber unos 37 y solo prestan servicio siete. La última convocatoria de ayudas para adaptar los vehículos para personas con movilidad reducida quedó desierta. Hemos propuesto que estos taxis puedan trabajar todos los días de la semana”, dijo.