“¡No me lo puedo creer! Por fin una buena noticia y por fin vemos luz para empezar a finalizar esta pesadilla. La técnico del Instituto Canario de la Vivienda me ha dicho el martes de la próxima semana van a desescombrar la casa”. Es el mensaje remitido por Tamara, la hija de los propietarios de la vivienda que se incendió el 21 de octubre en Añaza, en el que muestra su satisfacción porque, después de que el alcalde de Santa Cruz visitara su piso y se comprometiera a desbloquear la rehabilitación, se han conseguido dar los primeros pasos para que sea una realidad.

Después de una llamada telefónica al consejero de Vivienda del Gobierno Canario, Sebastián Franquis, la dirección general del Instituto Canario de la Vivienda ha sido quien se ha dirigido a la aseguradora del edificio donde está la vivienda siniestrada para acometer los trabajos de rehabilitación. El pasado miércoles, el propio consejero y la directora general confirmaron que ese mismo día estaba un técnico valorando la situación, a la vez que advirtieron que estaban a la espera de que se les entregara el seguro para comenzar la rehabilitación, como así se prevé el martes próximo.