El Servicio Canario de Empleo (SCE) y el Ayuntamiento de la capital tinerfeña han puesto en marcha un nuevo convenio que permitirá la formación y el mantenimiento de los barrios. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 780.375,62 euros y permitirá combinar formación y trabajo tanto para un centenar de obreros como para casi una veintena de formadores que también se beneficiarán de este programa de inserción.

Este programa de intervención, que se desarrollará hasta abril del año 2021, se plantea como un conjunto de actuaciones que persigue, según explicó el concejal de Participación Ciudadana y responsable del Distrito Suroeste, el nacionalista Javier Rivero, la inserción laboral de las personas beneficiarias del proyecto. Es el caso de 71 peones de albañilería; 30 peones de limpieza, 5 encargados, otros tanto oficiales, seis profesores, un orientador labora, un arquitecto técnico y, por último, un técnico en prevención, que tendrá la oportunidad adquirir experiencia laboral y mejorar su formación.

En paralelo, el otro reto que se establece desde este convenio del SCE con la Corporación chicharrera es la ejecución de acciones de interés general que repercutirá en la mejora de la calidad de vida de los vecinos de la capital.

Aunque es un nuevo convenio, se mantiene el programa de actuación de experiencias anteriores cuyo origen se remonta a la década de los años ochenta, cuando se pusieron en marcha los primeros convenio de inserción laboral en la génesis de los planes de barrios.

De la formación, a la vida real. Dos serán los campos de actuación en los que desarrollarán su labor los 101 peones que estarán formados por 19 especialistas. Uno de los retos del programa contempla trabajos de limpieza como retirada de rastrojos y escombros en solares de titularidad municipal y en los cauces de los barrancos, así como la limpieza integral de instalaciones deportivas del ayuntamiento y la mejora de las aceras de los barrios y pueblos de la ciudad.

Javier Rivero: "Este proyecto permite dar formación y hacer obras de mantenimiento en los barrios"·

Este personal que permitirá reforzar el mantenimiento de los barios durante los próximos cinco meses desarrollará su labor en la mejora de pintura y albañilería, con la construcción de muretes, repintado de fachadas municipales, adecuación de alcorques o sustitución de losetas, muchas de las cuales en la actualidad suponen un peligro e impide la accesibilidad o el tránsito de peatones.

Este programa de intervención en los barrios permitirá revalorizar los espacios públicos en el ámbito urbano y mejorar, a su vez, la situación de empleabilidad del personal adscrito a la ejecución de los trabajos contemplados en el nuevo convenio y, por consiguiente, permitirá el acceso a un salario a colectivos de personas desfavorecidas, muchas de las cuales se encuentran en situación de exclusión social, según los datos aportados por Javier Rivero.

El coordinador del convenio, que tiene un margen de influencia en los cinco distritos de la ciudad, también ahonda en la necesidad de educar en valores al personal, en especial “a lo referido con la igualdad de género y el respeto a las diversidades LGTBI”.

Plan de trabajo. Dentro de la organización del proyecto se hace constar que para la ejecución de los trabajos proyectados es necesaria la contratación de 101 peones que tendrán la consideración de alumnos trabajadores, pues la labor vinculada con las intervenciones con las actividades formativas que se fijan como retos en la programa. Así, la memoria del programa cuantifica que el 60 por ciento de la jornada se dedicará a la intervención –ya sea limpieza, albañilería o pintura–, mientras que el resto se centrará en la formación del personal.

El convenio establece que cada uno de los cincos distritos en los que está dividida la capital contará con una cuadrilla integrada por una veintena de peones; de ellos, seis se asignará a labores de limpieza y unos quince a trabajo de albañilería y pintura. Cada equipo de trabajo estará reforzado por un oficial y un encargado que, en este caso, tendrán la consideración de personal de coordinación, mientras que la coordinación de los trabajos y el control del económico del proyecto corresponderá a un arquitecto técnico.

Mientras el Servicio Canario de Empleo se encarga de garantizar el coste salarial, el Ayuntamiento de Santa Cruz garantiza los gastos de los trabajos, así como uniformes, combustible agua y equipo de protección para garantizar las estrictas medidas de seguridad sanitaria durante el convenio.

trabajadores alumnos contará con el acompañamiento de un técnico en orientación laboral que les atenderá en sesiones individuales y grupales para prepararlos a la finalización del proyecto e incrementar su nivel de empleabilidad. Estas sesiones se desarrollarán en función del ritmo y características de cada uno.

El orientador impartirá Lengua y Literatura, Matemáticas, Inglés, Ciencias Naturales y Tecnología, y Ciencias Sociales, estas dos últimas materias en el caso de aquellos que quieran acceder a la prueba de la ESO

y Ciencias Sociales.

Completan la programación competencias claves como sensibilización medioambiental, igualdad de oportunidades, diversidad afectivo-sexual, sociedad de la información, prevención y gestión de conflictos.