El portavoz del grupo municipal CC-PNC, Juan José Martínez, recordó ayer que "la Ley obliga a la alcaldesa, Patricia Hernández, a disponer de cuantos medios sean necesarios para que nada perturbe la sesión plenaria de la moción de censura convocada al mediodía del próximo lunes y garantizar los derechos de los firmantes de la misma. En caso contrario, acudiremos a los tribunales y, si fuera necesario, a la Fiscalía".

Martínez añadió que la alcaldesa, en el ejercicio de sus competencias, "está obligada a impedir cualquier acto que perturbe, obstaculice o impida el derecho de los miembros de la Corporación a asistir a la sesión plenaria en que se vote la moción de censura y a ejercer su derecho al voto".

El portavoz nacionalista lamentó el clima de crispación que se está generando desde las redes sociales en torno al debate de la moción de censura del lunes. "Los insultos y amenazas a Evelyn Alonso, que aún no han sido condenados por el PSOE, Unidas Podemos y la concejala Matilde Zambudio, se acrecientan ahora con la convocatoria a manifestarse a las puertas del consistorio", lamentó.

El propio Juan José Martínez formalizó ante la Policía Nacional una denuncia en la que puso en conocimiento de la convocatoria que se ha hecho a través de las redes sociales bajo el haghstag #movilízateXsantacruz y añadió un dossier con los comentarios que contribuyen a su juicio a enconar el ambiente. "No puede ser que vuelvan los caciques, ladrones. El 13 todos con la alcaldesa. Alí Babá no puede volver a la cueva", "No podemos permitir que vuelva el saqueo a las arcas públicas municipales. No podemos resignarnos ante la CCorruPPción", "Salgan todos a las puertas del ayuntamiento a impedir esta moción sin sentido", "Ojalá entre todos impidamos darle el gusto a CC" son algunos de los comentarios comunicados a la Policía. Martínez advierte del riesgo que puede conllevar para la integridad de las personas".

Por su parte, la alcaldesa, Patricia Hernández, no comparte el ambiente de crispación que denuncian desde las filas nacionalistas, y aseguró que el mismo derecho tienen los convocantes de una movilización para cuestionar las políticas de Ansina -que favorece a CC- que otros vecinos de concentrarse a las puertas del ayuntamiento en protesta por la moción de censura. "Lo mismo que vale para uno, vale para otros", manifestó Hernández, que en ningún momento comparte la tensión que advierte CC.

El argumento de Martínez lo comparte también Guillermo Díaz Guerra y Carlos Tarife, que han rechazado la tensión que se ha vivido, como el rifirrafe con el concejal socialista Florentino Guzmán.

Ayer se celebró la junta de portavoces del pleno de la moción de censura, pero los grupos municipales no lograron consensuar un texto que propuso CC para llamar a la serenidad y bajar la crispación que no favorece la conciliación de las diferencias con las posiciones comunes. El PSOE insiste en restar crédito a esa percepción.