El concejal de Seguridad, Movilidad y Accesibilidad del Ayuntamiento santacrucero, Florentino Guzmán Plasencia, ha ordenado la apertura de un expediente disciplinario a Blas Hernández, subcomisario de la Policía de la capital, por un mensaje que escribió en un chat telefónico en el que participan varias personas del área de Seguridad Ciudadana y de la Policía Local.

Los hechos ocurrieron el 30 de mayo, el mismo día que EL DÍA publicó la información de que "el Ayuntamiento de Santa Cruz abre expediente a la jefa de la Policía local" por tomar parte en la fiesta de despedida de un agente en pleno confinamiento por el estado de alarma, y cuyas fotografías del acto divulgó en sus redes sociales.

Según consta en el mensaje al que ha tenido acceso EL DÍA, Blas Hernández escribió la tarde del 30 de mayo en el referido chat que se denomina "Junta de Mandos Policía": "Es muy importante, ser persona, vestirse por los pies y responder en cada momento, siempre con la VERDAD por delante: JEFA: SIEMPRE A SUS ÓRDENES, la MIERDA DE MENTIRAS de quien quiere ensuciar SU NOMBRE, nuestro nombre, me DA ASCO, pero en eso nadie poner límites, MI LÍMITE ES QUE: GRACIAS POR AGUANTAR EL TIPO, y esto me sale del ALMA: Hijos de puta hay en todos sitio. GRACIAS JEFA".

Blas Hernández divulgó este texto por un canal que no es corporativo pero que se utiliza para la comunicación de informaciones relevantes entre distintos agentes y que está limitado al ámbito laboral de los miembros del chat, según se hace constar en la apertura del expediente disciplinario al subcomisario.

El director general de Seguridad Ciudadana solicitó explicaciones a Blas Hernández el 2 de junio sobre el texto que incluyó en el grupo de whatsapp, que estuvo motivado por la publicación en la prensa de la apertura de expediente a la jefa de la Policía por la fiesta de la jubilación de un agente durante el confinamiento por el virus.

En la orden para abrir expediente disciplinario se hace constar la relevancia de Blas Hernández dentro de la Policía de Santa Cruz, pues además de ser uno de los subcomisarios ocupaba el puesto de responsable accidental del cuerpo en el momento en el que escribió el mensaje. También se recuerda que el mensaje coincide con la investigación abierta a la jefa de la Policía por la fiesta en la cuarentena, por lo que se investiga si Blas Hernández ha incurrido en una infracción disciplinaria dado que en el chat "Junta de Manos Policía" participan tanto el concejal del área, que ordenó la apertura de expediente a la comisaria, como el jefe del Servicio de Seguridad Ciudadana y Vial. A la vez que se recuerda que "los empleados públicos están sujetos al deber de actuar con respeto, corrección y decoro".

El expediente disciplinario fijará si hubo infracción por parte del subcomisario Blas Hernández.