La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha autorizado la subcontratación de la obra del nuevo aliviadero de la red de saneamiento de Taganana. Gracias a estos trabajos, y según informa el Consistorio en un comunicado, el agua de las lluvias que hasta ahora iba a parar a la red de alcantarillado será desviada a los barrancos y, así, en épocas de fuertes precipitaciones no se colapsará la red.

A propuesta de Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife), Paysa Construcciones y Reformas se encargará de la ejecución de estos trabajos, que tendrán un coste de 68.855 euros. El segundo teniente de alcaldesa y concejal de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos, el socialista José Ángel Martín, explica que "la duración aproximada de la obra será de tres meses". "Al haberlo aprobado en junio, podemos aprovechar el tiempo seco en verano para realizar esta importante intervención y que a la llegada del invierno ya haya entrado en servicio", añade.

La previsión es que las obras del aliviadero de la red de saneamiento de Taganana comiencen a principios de julio y se extiendan hasta finales de septiembre. Los trabajos consisten en la instalación, a la altura de la carretera, de un aliviadero en el colector general de saneamiento de Taganana, que "evite el rebosamiento de la infraestructura existente y que proteja la red de saneamiento".