El primer día de ampliación de las medidas para el confinamiento de la población ante la crisis de coronavirus se salda en Santa Cruz de Tenerife con un total de 58 actas de infracción por saltarse el estado de alarma.

Según indica la Policía Local de la capital tinerfeña, los agentes procedieron ayer a la detención de dos personas por desobediencia al decreto fijado por el Gobierno central ante la pandemia sanitaria.

Además, durantes los controles que realiza en colaboración con otros cuerpos de seguridad, la Policía Local capitalina interceptó a un total de 27 vehículos circulando sin la autorización pertienente.

En ellos, los agentes procedieron a la identificación de un total de 704 personas.