26 de marzo de 2020
26.03.2020
Crisis del coronavirus

Covid-19 no puede con las ONG de Santa Cruz de Tenerife

Lejos de amilanarse ante el coronavirus, ONG y otros colectivos trabajan sin parar para que ninguna familia se quede sin comida

26.03.2020 | 00:12
Reparto de ONG en Santa Cruz

La crisis sanitaria derivada de la expansión del coronavirus también ha generado un incremento de familias que demandan alimentos. La AV García Escámez y las ONG Sonrisas Canarias y Abrigos y Sonrisas son un ejemplo de la labor solidaria que llevan a cabo estos días. Con alimentos donados por empresas y con recursos procedentes del Banco de Alimentos, estos colectivos hacen frente a un problema social de primer orden.

Entre tanto confinamiento, su trabajo pasa desapercibido estos días salvo para quienes, gracias a ellas, tienen algo para comer. Varias ONG y asociaciones vecinales de la capital tinerfeña, lejos de amilanarse ante el avance del coronavirus, trabajan sin parar para que las familias sin recursos dispongan de los alimentos necesarios en estas fechas. La AV García Escámez y las ONG Sonrisas Canarias y Abrigos y Sonrisas son tres ejemplos.

África Fuentes, responsable del primero de los colectivos, se muestra "desbordada" por el aluvión solidario que ha recibido estos días en forma de comida, lo que ha posibilitado que las despensas de la asociación estén llenas y, por tanto, que pueda atender a todo aquel que solicite alimentos. "Ha venido gente de todos sitios a traer mercancía. Nos están dando lo que no está escrito", se sorprende Fuentes, a pesar de estar acostumbrada a recibir grandes donaciones. "Estoy asombrada por tanta solidaridad, por cómo somos tan unidos. La gente se ha volcado", enfatiza.

La Policía, a su disposición


"Estamos dando comida todos los días. De hecho, me han llamado del Ayuntamiento de Santa Cruz para agradecer nuestro trabajo y han puesto a nuestra disposición la Policía Local y otros Cuerpos de Seguridad para que no tengamos problemas", relata.

La presidenta de la AV García Escámez explica que el reparto se hace con los voluntarios de siempre y, como medida de seguridad, por fuera de la asociación, con una separación de 1,5 metros entre usuarios. Además, disponen de guantes y mascarillas, entre otros elementos también cedidos. También han recibido mantas y camas donadas por un hotel.

Para que no haya aglomeraciones, añade África Fuentes, se reparte comida todos los días y se llama a los beneficiarios, entre ellos personas que no disponen de papeles de los Servicios Sociales. Hace unos meses, Fuentes reconoció que se había producido un incremento de venezonalos y cubanos que solicitaban alimentos en la asociación. "No sé a cuántas personas hemos dado comida. Ya hemos perdido el control. Le damos a todo el que venga por que tienen necesidad", señala.

"Da sentimiento ir a la calle y encontrar a un señor mayor que se pone de rodillas para dar las gracias por el alimento recibido", subraya la presidenta de la AV García Escámez, quien constata que en la calle hay "mucha necesidad y mucha hambre".

En esta línea se manifiesta también Luis Febles, presidente de Sonrisas Canarias, una ONG cuya solidaridad se extiende también fuera de los límites de Santa Cruz, en municipios como Tacoronte. Cuenta Febles, por ejemplo, que el domingo tuvieron que atender dos casos urgentes, de gente mayor, de Icod de los Vinos, aunque esta semana también han llevado alimentos a la zona de Anaga, en concreto a los caseríos de Taborno, Afur y La Cumbrecilla. Tras ser activados por el distrito, acudieron para dar cobertura a esas familias sin recursos.

Atención en Anaga


Además de esas salidas, Sonrisas Canarias no ha parado su actividad en la sede de Valleseco. Hoy, por ejemplo, continuará con los repartos de alimentos, de forma escalonada -cada 15 minutos- y tomando las medidas de seguridad oportunas.

Como Fuentes, Luis Febles agradece la solidaridad mostrada durante las últimas semanas por establecimientos hoteleros como el Hotel Coral & SPA de Playa de Las Américas, que tras su cierre ha donado una gran cantidad de alimentos. También se ha sumado a este canal solidario la empresa Argal y otras pymes que, con motivo de la suspensión de su actividad, han cedido alimentos precocinados y congelados.

"La verdad es que la gente se está volcando", insiste Febles, quien reconoce que estos días se está sumando "mucha gente nueva" al circuito de personas que demandan ayudas alimentarias, y no solo en Santa Cruz, sino en otros municipios de la Isla. "La situación es la que es y nosotros vamos a estar las 24 horas, todos los días", concreta.

Abrigos y Sonrisas

Yone Febles, por su parte, presidente de Abrigos y Sonrisas, ONG cuyo ámbito de actuación está en el Macizo de Anaga, avanza que comenzarán a repartir los alimentos del FEGA mañana, viernes 27. "Se trata de alimentos de primera necesidad que no podemos repartir antes por problemas logísticos", detalla. A ellos les llegan a través del Banco de Alimentos (Bancoteide), institución que hace unos días solicitó recursos económicos para hacer frente a esta crisis. Aunque, en principio, se iban a repartir en abril, se ha adelantado la distribución debido a las circunstancias actuales. "Nosotros tuvimos que parar los repartos el viernes pasado porque no podíamos garantizar la seguridad. De todas formas, no teníamos existencias porque ya habíamos repartido", afirma Febles. El reparto de mañana se hará, como en otros lugares, de forma controlada y el personal equipado con medidas de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España