28 de febrero de 2020
28.02.2020

El Gobierno canario aclara que Santa Cruz de Tenerife conocía la alerta por calima

El Ejecutivo dice que ya existe un protocolo de actuación, pero el plan de atención de emergencias no incluye recomendaciones a las instituciones por polvo en suspensión

27.02.2020 | 22:10

Ante la petición realizada por la alcaldesa de Santa Cruz, la socialista Patricia Hernández, para que el Gobierno canario elabore un protocolo de actuación ante situaciones de calima, como la que sufrió la Isla el pasado fin de semana, con el fin de que "las administraciones sepamos cómo actuar ante estos casos", el portavoz del Ejecutivo y la consejera de Sanidad, los socialistas Julio Pérez y Teresa Cruz, contestaron ayer que ese protocolo ya existe. Sin embargo, en el Plan Específico de Protección Civil y Atención de Emergencias de la Comunidad Autónoma de Canarias por Fenómenos Meteorológicos Adversos (PEFMA) solo se recogen recomendaciones para la población, y no para las instituciones, en situaciones de polvo en suspensión. Aun así, tanto Pérez como Cruz dejaron claro que el protocolo existe y funciona y, además, y a raíz de las críticas que ha recibido el Ayuntamiento por no suspender la celebración del Carnaval de Día el pasado domingo, 23 de febrero, estos señalaron que la capital conocía que había una alerta sanitaria por calima.

Explicaron que, una vez que las administraciones locales conocen las alertas existentes y "las recomendaciones del Gobierno de Canarias", son estas, a través de sus planes municipales de seguridad y de sus equipos técnicos, las que tienen que tomar las decisiones oportunas sobre las medidas que deben llevar a cabo para garantizar la seguridad de las personas. "El Ejecutivo no tiene que hacer recomendaciones concretas a los ayuntamientos. Desde el sábado hasta el martes, el Gobierno declaró una alerta conjunta para todo el Archipiélago, que incluía vientos, fenómenos costeros y calima. Y a raíz de esta, cada administración toma las decisiones que crea. El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, por ejemplo, decidió suspender todo el Carnaval. En el caso de Santa Cruz de Tenerife, se tomaron dos decisiones, primero suspender el Carnaval el sábado por la noche y luego mantenerlo el domingo durante todo el día. Su propio plan de emergencia menciona como riesgo la existencia de polvo en suspensión. Es un riesgo sanitario, para el que no es preciso que el Gobierno haga recomendaciones adicionales o complementarias. Nosotros no entramos en valorar si se tomó la decisión adecuada, pero no sé qué exactamente echa en falta la alcaldesa", comentó el portavoz del Ejecutivo.

Con respecto a la alerta concreta por calima, la consejera de Sanidad insistió en que "la alerta sanitaria existió y la capital lo sabía". "Alertamos desde el pasado viernes de la presencia de calima y de sus efectos en la salud", dijo. Entre las recomendaciones se incluía la de evitar la exposición prolongada en exteriores. "Pero luego es cada municipio el que autónomamente decide las medidas que adopta en función de su criterio o de sus necesidades, porque gobernar es tomar decisiones", señaló.

En este sentido, apuntó la consejera, "con el mismo protocolo y el mismo nivel de alerta, la consejería de Educación decidió suspender las clases del lunes". Cruz recordó que el polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y puede provocar un agravamiento de afecciones respiratorias.

El pasado miércoles, la alcaldesa de Santa Cruz dio una rueda de prensa para explicar, entre otros asuntos, por qué el Ayuntamiento había tomado la decisión de mantener el Carnaval de Día del domingo. Patricia Hernández contó que la decisión se tomó a primera hora de la mañana, después de haber suspendido la fiesta nocturna del sábado. La regidora aseguró que no se había recibido ninguna alerta sanitaria advirtiendo de la llegada de grandes masas de polvo en suspensión para aquella tarde, es más, indicó, "cuando se tomó la decisión de mantener el Carnaval de Día, había menos calima que el sábado". Y una vez que empeoró la situación, y según explicó la alcaldesa, era más peligrosa la evacuación de todos los carnavaleros.

La regidora apuntó que no existe ningún tipo de protocolo de actuación en caso de calima con el que se especifique a las administraciones locales cómo actuar en estas situaciones, como los que sí hay para fenómenos como el viento o las lluvias. El plan regional de emergencias tampoco lo incluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España