El director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo, reconoció ayer que le "consta" que se sigue trabajando en el convenio que suscribieron el Ayuntamiento de Santa Cruz y la compañía para el desarrollo del proyecto Santa Cruz Verde 2030, que convertirá los terrenos que ahora ocupa la Refinería en una gran zona de expansión de la ciudad. Aunque no quiso profundizar en detalles, el responsable de la petrolera en las Islas recalcó que el acuerdo "se firmó" y ahora necesita su tiempo para desarrollarse. "Hay muchas entidades implicadas, cada una de ellas tiene que hacer su trabajo y los trabajos necesitan tiempo", subrayó Fernández-Sabugo. El acuerdo suscrito entre la anterior Corporación de Santa Cruz y Cepsa fija la disposición de ambas partes para trabajar, junto al Cabildo de Tenerife, el Gobierno de Canarias y demás administraciones implicadas en el proyecto, en la conformación de un gran sistema de espacios verdes, dotaciones, equipamientos públicos, en el que también se habilitará suelo de uso residencial y turístico.