14 de enero de 2020
14.01.2020

Santa Cruz de Tenerife prueba un proyecto "nocturno" contra la soledad de los mayores

La edil de Atención Social explica que se trata de una experiencia piloto de seis meses, incluida en el Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, que "continuará si sale bien"

13.01.2020 | 19:08
Una persona mayor cruzando el puente Serrador.

Acabar con el sentimiento de soledad que experimentan noche tras noche muchas personas mayores en Santa Cruz. Es el principal objetivo del novedoso proyecto que ha ideado el Ayuntamiento para reforzar y completar el Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, con el que se ofrecerá atención también en "horario nocturno".

Según ha explicado a El DÍA la concejal de Atención Social, la socialista Marta Arocha, se trata de una experiencia piloto que se desarrollará durante seis meses. "Y si nos sale bien, esta continuará. Todo dependerá de los resultados que obtengamos con esta prueba", manifiesta la edil.

Del actual Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, que se presta en horario diurno, se benefician 1.200 personas de todo la capital. Con este nuevo proyecto "nocturno", en el que participan el IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) y Cruz Roja, se atenderá a una veintena de vecinos, "aunque nuestra intención es que esta iniciativa crezca", apunta Arocha.

"Insisto en que se trata de una experiencia piloto, es algo que estamos probando. El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife quiere mejorar y ampliar el actual Servicio de Ayuda a Domicilio y ésta podría ser la nueva fórmula", indica la concejal socialista.

En concreto, los usuarios de este nuevo proyecto, que son personas mayores que tienen dificultades para valerse por sí mismas en situaciones básicas de la vida cotidiana, también tendrán atención y acompañamiento a la hora de la merienda y de la cena.

La idea surge, detalla la edil, tras detectar que existen algunas franjas horarias en las que "muchos mayores se encuentran solos en su domicilio habitual y en las que tienen que realizar tareas de la vida diaria que apenas pueden llevar a cabo ellos solos, como son prepararse los alimentos, vestirse o desvestirse, ducharse o asear la casa".

"Este proyecto piloto nace de la necesidad de cubrir esas situaciones que difícilmente se pueden atender en horario diurno, como la preparación de cena, la toma de medicación, o el simple hecho de acostarse. Asimismo, no solo se dará respuesta a esas necesidades básicas, sino que también se quiere trabajar contra el sentimiento de soledad, de una manera preventiva, atacando el aislamiento que sufren muchos de estos mayores", agrega Arocha. Para ello, señala la edil, se incluirá un servicio de escucha activa y de acompañamiento, y se compartirán experiencias con los mayores que "muchas veces pasan días sin tener ningún contacto o hablar con alguien".

Dirigirán la iniciativa una trabajadora social y dos auxiliares de ayuda a domicilio, a las que se suman varios voluntarios de Cruz Roja especializados en la asistencia a personas mayores. El servicio se prestará de 17:00 a 21:00 horas de martes a sábado. Además de las horas de atención, también se realizarán llamadas de seguimiento para "que los mayores sientan que siempre se está pendiente de ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook