"¿Vive usted en el Ayuntamiento?". "¿En qué cosas trabajas?". "¿Te sientas entre el Rey y la Reina?". No son periodistas, pero sus preguntas son directas y afiladas. Tienen ocho años y una visión crítica y certera de la realidad que los rodea. Son los 20 niños y niñas del CEIP Las Retamas que visitaron el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para entregarle a su alcaldesa, Patricia Hernández, una carta que recogía una batería de medidas seleccionadas por el conjunto del alumnado para mejorar la convivencia en la comunidad, y de paso, preguntar lo inimaginable.

En un ambiente plagado de divertidas interrupciones, la alcaldesa leyó cada una de las peticiones de los pequeños y respondió a sus preguntas. Los niños solicitaron contenedores para "todo tipo de basuras", que "haya bosques comestibles en Santa Cruz para que las personas sin recursos pudiesen comer fruta", y reclamaron más columpios, en lo que, por cierto, Hernández ya está trabajando.