04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Objetivo: recuperar la Cueva Roja de Santa Cruz de Tenerife

La asociación de vecinos demanda el desarrollo de un proyecto de rehabilitación de la oquedad para poder organizar actividades culturales y sociales de todo tipo

03.12.2019 | 22:50
Objetivo: recuperar la Cueva Roja de Santa Cruz de Tenerife
El presidente de la AV Cueva Roja, José Miguel Siverio, recorre el interior de la oquedad.

Cueva Roja , en Barrio Nuevo, es uno de los enclaves más desconocidos de Santa Cruz y solo muy pocos conocen las singularidades y la historia de un espacio de gran belleza que hoy en día se encuentra degradado. Ahora, el colectivo vecinal del mismo nombre pretende restaurar la oquedad que permitió el nacimiento del barrio al amparo del histórico Camino de las Lecheras, que unía Santa Cruz y La Laguna con el intercambio de mercancías de fondo. Hoy en día es frecuentado por turistas y senderistas, que se llevan una mala imagen del lugar por el estado en el que se encuentra.

Es un espacio singular, de los más desconocidos por los vecinos de Santa Cruz, pero no por ello menos importante que los que existen en cualquier otra parte del municipio. Se trata de la Cueva Roja, la que da nombre a este barrio que corona el populoso enclave de Barrio Nuevo, y que la asociación de vecinos quiere recuperar para dar valor a la historia que encierra y al propio barrio a través de un plan de rehabilitación y acondicionamiento.

"El objetivo es poder desarrollar un plan integral de recuperación de la oquedad, un lugar maravilloso que se encuentra degradado por distintos motivos y que necesita del impulso de las Administraciones para ponerlo en valor. Que se recupere para los vecinos del barrio, tan necesitados de infraestructuras y servicios", explicó el presidente de la AV Cueva Roja, José Miguel Siverio.

El directivo vecinal recordó que el barrio "creció de la mano del Camino de las Lecheras", uno de los singulares senderos históricos que antaño fue utilizado para transportar mercancías entre Santa Cruz y La Laguna y viceversa. En su punto más bajo nacieron las casas de autoconstrucción, el barrio de Cueva Roja, que gracias a la excavación continua de la roca se consolidó como núcleo urbano por los años 30 del siglo pasado.

En opinión de Siverio, "se ha convertido en un lugar cualquiera, porque se encuentra abandonado y muy poco cuidado. Así lo transmitimos hace unos meses a la alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández, en una visita, aunque todo se derivó a poner solo una barrera o cadena para evitar el paso de los coches que todas las noches entran allí".

Sobre ello señaló que "a día de hoy todavía no han hecho nada, aunque sí es cierto que avisaron de que iba tardar, eso sí. A nosotros nos vale una simple cadena, porque al final si ponen una barrera se la van cargar. La gente sigue entrando, tiran basuras de todo tipo, escombros, lateríos, botellas y dejan hecho todo un desastre. Hasta hay manchas de aceite porque seguro que el espacio también es utilizado para arreglar coches", lamentó.

En cualquier caso, José Miguel Siverio demanda al Ayuntamiento el impulso de un plan para recuperar y rehabilitar la Cueva Roja, un espacio de espectacular belleza que se puede aprovechar para convertirse en una referencia del municipio. "Ahí se podría organizar mercadillos de artesanía o convertirlo todo en una sala de exposiciones o multidisciplinar e incluso acondicionarse de tal manera para que la cueva acoja las fiestas, como sucedía antaño".

El presidente de la AV Cueva Roja quiso destacar la predisposición del Consistorio, así como el trabajo de intermediación de María José Serrano entre el Distrito Centro-Ifara y el propio Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook