El Ayuntamiento de Santa Cruz rechazó ayer impulsar una subida de la tarifa de los aparcamientos públicos del centro de la ciudad como medida disuasoria contra el vehículo privado para favorecer la movilidad a través del transporte público. Esta idea "va en contra de la filosofía del equipo de Gobierno de la alcaldesa Patricia Hernández", que se apoya en la creación de nuevos estacionamientos públicos con precios muy populares.

Así lo adelantó ayer el concejal de Servicios Públicos de la corporación, José Ángel Martín, tras la apuesta realizada por el gerente de Titsa, Jacobo Kalitovics, de apostar por la subida de la tarifa de los parking de las ciudades y pueblos de la Isla para favorecer el transporte público y limitar el colapso de tráfico en los centros urbanos.

Esas declaraciones, recogidas por EL DÍA en el transcurso de la celebración del foro "Movilidad sostenible-Pura casualidad" desarrollado en el Museo de la Naturaleza y la Arqueología la semana pasada, se contextualizan en las medidas por las que apuesta la compañía Titsa para impulsar el transporte público en Tenerife.

Al respecto, el experimentado edil quiso resaltar que "la subida de la tarifa de los aparcamientos públicos va en contra de la filosofía del equipo de Gobierno de Santa Cruz y así lo hemos resaltado en varias ocasiones".

En este caso, de llevarse a cabo un hipotético incremento de los precios por aparcar de forma generalizada solo beneficiaría a las personas que sí podrían pagarla, llegó a decir.

Sobre ello Martín fue claro e ironizó sobre la medida, ya que "pedir que se suban los aparcamientos públicos para incentivar el transporte es como demandar que suban la gasolina, los impuestos y que coger el coche se convierta en un elemento de lujo que solo estará al alcance de aquellos que tengan dinero para seguir pagándolos".

"Nosotros apostamos por otro tipo de movilidad... La construcción de nuevos estacionamientos públicos disuasorios que permitan a los vecinos, a un precio más que razonable, dejar el coche aparcado y acceder al transporte público. Mucho más que no puedan coger su coche, ya que se convertiría en un objeto de lujo", explicó.

José Ángel Martín se hizo fuerte en la idea y reiteró que para incentivar el transporte público "hay medidas más potentes como subir la gasolina, los impuestos, las ITV, cosas que seguro evitarían un mayor uso del vehículo privado. Por eso apostamos por los parking disuasorios, además con un precio popular, para que sean atractivos para dejar el coche y activar el transporte público".

En su opinión, "el problema del gerente de Titsa -Jacobo Kalitovics- es que se olvida de que hay muchas personas con salarios bajos y que depende de su coche para poder ir a trabajar. En este caso, si convertimos ese coche en un objeto de lujo, lo que estaremos haciendo es un flaco favor a las personas".

Esfuerzo por los carriles delimitados en el municipio

El concejal de Servicios Públicos de Santa Cruz, José Ángel Martín, puso en valor las medidas que desde la corporación se están impulsando en favor del transporte público. Explicó que "sí estamos haciendo un esfuerzo en Santa Cruz en favor del transporte público", recordando "la delimitación de carriles específicos para la guagua y el taxi". "Vamos a continuar haciéndolos después de la experiencia que hemos tenido en la adaptación de la Avenida Bélgica y San Sebastián. Vamos a seguir impulsando este tipo de medidas que han facilitado los corredores en Santa Cruz de Tenerife y una de las maneras es que los carriles-bus estén bien delimitados y separados", resaltó. Sobre los beneficios de los nuevos carriles para el transporte público puestos en marcha, Martín explicó que "lo que nos comentan los conductores de Titsa es que, efectivamente, hay menos invasión del carril-bus. Eso ha permitido la agilización del corredor al ser un verdadero carril libre para que la guagua pueda circular con una buena velocidad comercial".