12 de octubre de 2019
12.10.2019

Azorín alerta de la aparición de brotes de "racismo" entre los residentes

La asociación de vecinos muestra su preocupación ante los comentarios xenófobos realizados por ciudadanos en relación al incremento de personas de otros países atendidas en el albergue

12.10.2019 | 03:21
Centro municipal de Acogida de Santa Cruz de Tenerife, situado en el barrio de Azorín y conocido como el albergue.

La Asociación de Vecinos Azorín alerta de la aparición de brotes de "racismo" entre los residentes de la zona a raíz del incremento de personas de otros países atendidas en el comedor social del Centro Municipal de Acogida de Santa Cruz de Tenerife, conocido como albergue y situado en el citado barrio.

El presidente de la asociación, José Luis Guzmán, ha mostrado su preocupación ante el Ayuntamiento de la capital por los "comentarios xenófobos que se están produciendo por parte de algunos vecinos del barrio". "Tememos que esto vaya más, porque hemos escuchado frases como habría que pegarles fuego, entre otras expresiones sin sentido y racistas. Azorín siempre ha sido un barrio muy solidario, pero no sabemos qué está pasando con determinados residentes. Afortunadamente, no son la mayoría", añade.

La Asociación de Vecinos Azorín ha decidido convocar una asamblea vecinal antes de finalizar el año para tratar este asunto y para "sensibilizar a todos los residentes del barrio con respecto a la situación por la que están pasando estas personas, que se ven obligadas a acudir al albergue, sean de donde sean".

"Ya nos ha tocado frenar a algún que otro vecino ante las barbaridades que hemos escuchado. Les hemos pedido que se calmen y hemos realizado una labor pedagógica para que dejen de hacer comentarios racistas. La verdad es que esta situación nos preocupa. Estas actitudes, que corresponden sobre todo a residentes de un nivel cultural bajo, deben ser frenadas de carácter inmediato. No podemos seguir así y esperamos que esto no vaya a más, porque estamos muy nerviosos", manifiesta el presidente de la asociación.

En el Consejo Rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) celebrado esta semana se aprobó modificar el contrato con la empresa encargada del comedor social para poder incrementar el presupuesto, debido al aumento de usuarios, casi el doble, que están acudiendo al albergue, muchos de ellas de otros países, como Venezuela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook