14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Las ayudas a cubanos y venezolanos se disparan en la AV García Escámez

África Fuentes, presidenta del colectivo vecinal, reconoce que desde hace dos o tres meses han notado un incremento notorio de personas que llegan de Venezuela y Cuba a pedir comida

14.09.2019 | 00:48
Más de veinte personas colaboran en el reparto de comida.
Las ayudas a cubanos y venezolanos se disparan en la AV García Escámez

A pesar de estar acostumbrada a repartir miles de kilogramos comida entre personas necesitadas de la capital, la presidenta de la asociación de vecinos de García Escámez, África Fuentes, se mostró ayer sorprendida por el notorio incremento de personas de nacionalidad venezolana y cubana que están solicitando comida al colectivo.

En declaraciones a El Día, coincidiendo con el habitual reparto de alimentos de cada viernes, Fuentes indicó que el aumento de personas, principalmente de estas dos nacionalidades, se ha producido en los últimos tres meses. También los hay colombianos y mexicanos.

"Son personas que vienen sin papeles, la mayoría. Ni siquiera sabemos dónde viven. Algunos ni tienen casa", relató esta dirigente, reconocida hace unos meses como hija ilustre de Tenerife por parte del Cabildo.

Sin tener un cálculo concreto, Fuentes calcula que pueden ser más de cien los hombres y mujeres, mayores y jóvenes, que se acercan a recoger la bolsa de alimentos que les cede la asociación. "No podemos decirles que no. La gente pide porque tiene hambre. Y a muchos les da vergüenza pedir", subrayó la dirigente vecinal.

Ayer, por ejemplo, en apenas una hora pasaron por la asociación de García Escámez cinco o seis de estos perfiles, venezolanos y cubanos, a los que se les atendió igual que a las más de 200 familias de Santa Cruz que tenían cita para esta jornada.

Huevos, plátanos, yogures, leche, galletas, legumbres... Los alimentos repartidos fueron variados y abundantes. Es más, según reconoció África Fuentes, han llegado a tener en algún momento exceso de comida, que procede en su mayoría del Banco de Alimentos, pero que también donan otras entidades privadas.

Cámara frigorífica

Por eso recalcó que no se puede negar a darle comida a nadie. "En su momento me quisieron quitar la comida porque le daba al que no tenía papeles. Y yo le doy al que tenga hambre. Hay que dar les la mano para que se levanten", recalcó.

Para evitar que algunos de esos alimentos se deterioren, la presidenta de la AV García Escámez ha solicitado al nuevo equipo de gobierno de la capital, que lidera Patricia Hernández, la posibilidad de instalar una cámara frigorífica en el local del colectivo. "Son necesarias", apuntó.

En total, la asociación que preside Fuentes da de comer a más de 600 familias, que pueden sumar más de 2.000 personas "con papeles". "Porque sin ellos pueden ser otras tantas", añadió.

Ayer, el reparto alcanzó a más de 200. Con un ejército formado por una veintena de voluntarios, la actividad arrancó bastante temprano y se prolongó hasta pasadas las tres de la tarde. "Y hoy no hay mucha gente", ironizó Fuentes.

A pesar de la cantidad, la organización, por un lado, y el civismo de los usuarios, por otro, hizo que el reparto fluyera con rapidez, sin dudas ni contratiempos. El próximo viernes será el siguiente, aunque desde el lunes la AV García Escámez, con África Fuentes al frente, empezará a acopiar alimentos para los más necesitados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook