12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Exigen la retirada de una antena de telefonía en Santa María del Mar

La asociación de vecinos Ciudad Satélite indica que la instalación fue renovada esta misma semana

12.09.2019 | 01:48
La nueva antena se camufla con el edificio.

Está ubicada en la calle Chinamada, a unos 150 metros de un centro docente

"No hay evidencias científicas de que exista una relación directa entre las antenas de telefonía móvil y posibles casos de cáncer, pero los vecinos están nerviosos y por eso vamos a pedir su retirada". Así justificó ayer José Ramón Santiago, presidente de la asociación de vecinos Ciudad Satélite, de Santa María del Mar, la solicitud que van a realizar al Ayuntamiento de Santa Cruz en relación con una antena de telefonía que hay instalada en el barrio.

En concreto, el artilugio está colocado en la azotea de un grupo de viviendas de la calle Chinamada, en pleno centro del barrio. Aunque allí lleva varios años, este martes, según explicó el dirigente vecinal, la antena antigua, que estaba camuflada en una chimenea, fue sustituida "por una mayor", que ahora ha quedado "guardada" dentro de una estructura de metal.

En realidad, explicó, "la grúa que la trajo ya la traía dentro de esa estructura, armada. La sacó del camión en el que la transportaba y la colocó en la azotea del edificio", dijo.

En esta línea, el presidente de Ciudad Satélite reconoció que la instalación, que no saben a qué compañía pertenece, es legal, o sea, que cuenta con todos los permisos que requiere este tipo de receptores, "pero los vecinos tienen miedo y nosotros tenemos que velar por ellos", sostuvo.

Se da la circunstancia de que el mecanismo está colocado a unos 150 metros de uno de los centros docentes que hay en el barrio.

Según recordó José Ramón Santiago, hace unos años, otra de las asociaciones de vecinos del barrio, Santa María Tres Barrios, que preside Lolo Dorta, ya denunció la presencia en este grupo de casas de la citada instalación.

La Policía Local estuvo allí

De hecho, este mismo martes, Dorta llamó a la Policía Local, a petición de los vecinos, y esta hizo acto de presencia en la zona sin detectar ninguna incidencia.

Ayer, Lolo Dorta detalló que varios residentes se han dirigido a él entre el martes y ayer para trasladarle su preocupación por la antena. También avanzó que se sumarán a las iniciativas que se pongan en marcha para solicitar su retirada. Entre ellas, plantearán una recogida de firmas.

El distrito Suroeste de Santa Cruz ha sido el más activo en cuanto al rechazo de este tipo de receptores en su entorno. La Plataforma de Afectados por la Telefonía Móvil (Planmocan) ya logró con sus denuncias que varias de ellas, sobre todo en El Sobradillo, fueran retiradas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook