23 de agosto de 2019
23.08.2019

Infraestructuras aún no ha recibido la calle Clara Campoamor tras las obras

Así lleva, según denunciaron los vecinos este jueves en El Día, desde hace más de año y medio

22.08.2019 | 23:44
Detalle de la calle Clara Campoamor.

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Santa Cruz no ha recibido aún las obras que el promotor privado que levantó el nuevo edificio de la calle Clara Campoamor debía realizar en los espacios públicos.

La razón, según explicaron ayer fuentes del consistorio, es que los técnicos municipales no han aceptado aún cómo dejó el urbanizador estos espacios, cuyos requisitos están fijados en el proyecto de urbanización que se elaboró para esta obra.

Por este motivo, explicaron estas fuentes, la vía que une las avenidas Manuel Hermoso Rojas con Álvaro Rodríguez López continúa sin alumbrado público. Así lleva, según denunciaron los vecinos este jueves en El Día, desde hace más de año y medio.

Desde el área de Servicios Públicos explicaron ayer que una vez que reciban la notificación por parte del área de Infraestructuras de que los trabajos han sido recibidos por parte del consistorio, el reenganche de la luz será inmediato.

También detallaron que, en julio del año pasado, los empleados de IMES-API, empresa encargada del mantenimiento de servicios como el alumbrado público, elaboró un informe sobre la situación de la vía. El documento, al que tuvo acceso ayer este periódico, detalla que las líneas de tierra están cortadas, una caja de derivación tiene rota la tapa, hay varias luminarias sin cristal, las canalizaciones no están bien rematadas y faltan dos puertas de los soportes, entre otras deficiencias.

Los residentes se quejaron este jueves de que la falta de iluminación en la vía suponía un peligro para quienes cruzan por los dos pasos de peatones que hay en la calle, que soporta gran cantidad de tráfico, entre otras cosas, por su cercanía al Centro Comercial Carrefour-Meridiano.

También subrayaron que la oscuridad que se produce una vez que pasa el sol ha generado cierta inseguridad en el edificio, hasta tal punto que algunas visitas evitan dejar sus motos en la calle.

Los vecinos indicaron que habían puesto en conocimiento de la administración esta incidencia, la última vez el verano pasado, sin que se pusiera remedio. Por eso, recalcaron que confiaban en que la nueva corporación hiciera caso a su demanda y resolviera el problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook