15 de agosto de 2019
15.08.2019

La Abejera agoniza

Casi la mitad de los puestos del mercado de García Escámez, inaugurado en 2014 con la intención de que se convirtiera en un lugar emblemático para la zona, han cerrado sus puertas

15.08.2019 | 00:53
Un vecino descansa en una de las mesas del Mercado de La Abejera, en Santa Cruz de Tenerife, rodeado de puestos cerrados.
La Abejera agoniza

Reabrió sus puertas en diciembre de 2014. Lo hizo a lo grande y con toda la ilusión de convertirse en un lugar emblemático y lleno de vida. Sin embargo, cinco años más tarde, el Mercado de La Abejera, situado en la rambla de García Escámez, apenas es visitado y ya han cerrado casi la mitad de los puestos con los que cuenta.

Vecinos de la zona recuerdan que "al principio, este mercado abría algunos días por la tarde y también se celebraban actividades". "Pero ahora da pena venir aquí. Casi que no hay puestos funcionando y no se parece a un mercado. Ni siquiera hay una pescadería ni una carnicería. Tampoco cuenta con una zona para los niños. Creemos que el Ayuntamiento de Santa Cruz debería meterle mano", indica María Gutiérrez, una residente de García Escámez.

El inmueble original del Mercado de La Abejera, que data del año 1897, fue sometido a un exhaustivo proceso de rehabilitación por parte del Consistorio chicharrero, en el que se invirtieron casi 600.000 euros. Su explotación fue otorgada, tras un concurso público, a la empresa Alvenri Mercados SL, la única entidad que participó en la licitación, y la cual debe abonar al consistorio un canon anual de 7.800 euros.

La intención era que La Abejera funcionara, principalmente, como un mercado de abasto. Cuando abrió sus puertas contaba, entre otros puestos, con una frutería, una charcutería, una carnicería, una pescadería, un bar-cafetería, una tienda de quesos, un puesto de producto congelados, una tabaquería, una tienda de exquisiteces, una tienda de comida para llevar y una floristería. En la actualidad, muchos de estos negocios han desaparecido.

Pero, además, existe división entre los puestos que quedan, entre los que se encuentran una churrería, una cafetería, una panadería, una floristería y algunas tiendas. Unos denuncian la "falta de gestión" que está sufriendo este mercado y reclaman la figura de un gerente, además de más promoción, y otros apuntan que se está haciendo todo lo posible para sacarlo adelante.

El concejal de Servicios Públicos, el socialista José Ángel Martín, admite que el Mercado de La Abejera "necesita un impulso". "Es un asunto que tenemos sobre la mesa y en él trabajaremos", apunta el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook