14 de agosto de 2019
14.08.2019

El ayuntamiento insta a la población a dejar de alimentar a las palomas

A pesar de que al mes el servicio de Medio Ambiente captura entre 800 y 900 ejemplares, estas aves, que pueden transmitir más de 40 enfermedades, siguen siendo una plaga en la capital

14.08.2019 | 01:26
Numerosas palomas en la zona de Tomé Cano, en Santa Cruz de Tenerife.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, solicita la colaboración ciudadana para que "se deje de alimentar a las palomas" en la vía pública, pues estas pueden transmitir más de 40 enfermedades. Y es que, a pesar de que al mes se capturan en el municipio entre unos 800 y 900 ejemplares, por lo que la población de estas aves ha disminuido y está más controlada, las palomas siguen siendo una plaga en la capital chicharrera.

Se las puede ver por casi cualquier zona de la ciudad, concentrándose gran cantidad de ellas en lugares donde se las suele alimentar, como, por ejemplo, en Tomé Cano, parque García Sanabria, plaza de España o la Rambla. Desde el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se alerta de lo peligrosas que pueden ser estas aves debido a la gran cantidad de enfermedades infecciosas que pueden transmitir.

Entre estas se encuentran la histoplasmosis, que ataca al sistema respiratorio, pudiendo provocar un grave daño pulmonar si no se trata; clamidiosis, la bacteria propia de las aves que, esparcida mediante el polvo de las heces respirado por los humanos, provoca ornitosis; encefalitis de San Luis, una grave afección que inflama el sistema nervioso, y alveolitis alérgica, conocida popularmente por la enfermedad del pulmón de la paloma, que si no se trata correctamente puede ser irreversible.

Sanción

Por esta razón, el Consistorio chicharrero insta a la población a dejar de alimentar a las palomas en las calles, parques y plazas de la ciudad, "porque de poco nos sirve capturarlas si se les sigue dando de comer". Además, las ordenanzas municipales consideran una infracción el hecho de dar de comer a estas aves en la vía pública, además de a otros animales, estableciendo sanciones que ascienden a 150 euros.

Según la última estimación realizada por el área de Medio Ambiente, en el año 2017, en Santa Cruz de Tenerife hay cerca de 30.000 palomas, 20.000 más de la cantidad que es considerada ya como una plaga. Fue precisamente en noviembre de dicho año cuando el Ayuntamiento chicharrero adjudicó a la sociedad Seranca el servicio integral del control de las plagas urbanas, entre las que también se encuentran las de las ratas y cucarachas, por un plazo de tres años y un presupuesto de 337.500 euros.

Para controlar la plaga de palomas en Santa Cruz de Tenerife se han utilizado varios métodos, pero desde el área de Medio Ambiente del Consistorio capitalino se informa de que la más eficaz consiste en la instalación de jaulas trampa en las azoteas de los edificios.

Incidencias

En este sentido, el Ayuntamiento de la capital aprovecha para recordar a los ciudadanos que existe un correo electrónico al que "pueden enviar cualquier incidencia que detecten relacionada con esta u otras plagas en el municipio", incidenciasplagas@santacruzdetenerife.es. "Es la vía más rápida y directa para comunicarse con el área de Medio Ambiente del Consistorio. No se tardará más de 48 horas en responder", aseguran fuentes municipales.

Una de las zonas de la capital en las que durante estos días se ha detectado una importante presencia de palomas es Tomé Cano. Desde el área de Medio Ambiente de Santa Cruz se indica que se reforzará el control en este espacio para colocar más jaulas en los edificios, para lo que "también pediremos la colaboración ciudadana".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook