13 de agosto de 2019
13.08.2019

La Unipol y sus perros ahuyentan el botellón de la playa de Las Teresitas

El primer control especial contra esta práctica en la zona de baño chicharrera se salda con nueve. multas

13.08.2019 | 00:53
Control de la policía local en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife.

La policía vigila también el tráfico y el cumplimiento de los horarios por parte de los quioscos

El primer dispositivo especial puesto en marcha este verano por la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife en la playa de Las Teresitas para erradicar el botellón, llevado a cabo este domingo, se saldó con nueve multas. Agentes de la Unipol, perros antidroga y motoristas de las unidades operativas lograron el objetivo marcado por el Ayuntamiento capitalino, y en concreto por el área de Seguridad: ahuyentar esta práctica de la zona de baño chicharrera.

Asimismo, y según destaca el concejal de Seguridad y Medio Ambiente, el socialista Florentino Guzmán Plasencia, los efectivos se encargaron también de regular el tráfico, "evitando las retenciones que se forman los fines de semana en la playa en el momento de abandonarla", y de vigilar el cumplimiento por parte de los responsables de los chiringuitos de los horarios de cierre y del volumen de la música.

Formaron parte de este primer dispositivo especial contra el botellón en Las Teresitas, el cual se seguirá llevando a cabo, más de una decena de agentes. En concreto, intervinieron siete efectivos de la Unipol (Unidad de Intervención Policial), cuatro motoristas de las unidades operativas y dos vehículos de atestados, además de los perros antidroga.

Precisamente, a raíz de la labor realizada por los canes, la policía levantó cuatro actas por tenencia de sustancias estupefacientes. Asimismo, tras los controles de tráfico, se interpusieron cinco sanciones: una por alcoholemia, dos por dar positivo en el test de drogas, una por infracción de tráfico y otras dos porque los conductores de los vehículos carecían de seguro. Por otro lado, los efectivos detectaron a un grupo de menores en la playa, a los que "se les invitó a abandonarla por su seguridad".

"La Unipol ha evitado el botellón en Las Teresitas y que esta se llene de coches con música a un volumen inadecuado al final de la playa. La policía local ha realizado también controles preventivos y de regulación de tráfico, y se ha recordado a los quioscos el horario de cierre y el volumen máximo de música. Con este dispositivo especial se persiguen varios objetivos, entre los que se encuentran velar por la seguridad y salud de los menores, pues se ha detectado una importante presencia de menores de edad que consumen alcohol en Las Teresitas, e intermediar para que el derecho a la diversión no altere el derecho al descanso de los vecinos, y estos se han cumplido", ha señalado el edil.

Guzmán Plasencia también quiere destacar la colaboración ciudadana que ha imperado en este dispositivo y apunta que los chiringuitos cerraron cuando debían hacerlo, sin que se produjera ningún tipo de incidente. El concejal de Seguridad insiste en que este refuerzo de la vigilancia se seguirá manteniendo en Las Teresitas, tal y como lo anunció la semana pasada, con el fin de erradicar el botellón y para que se cumplan las normas en la misma.

Asimismo, el edil recuerda que la Unipol también intensificará los controles en Cabo Llanos, a raíz de las numerosas quejas vecinales, que denuncian los ruidos y la suciedad que genera la práctica del botellón en varios puntos de dicha zona de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook