El nuevo concejal de Seguridad y Movilidad en el Ayuntamiento de Santa Cruz, el socialista Florentino Guzmán Plasencia, anuncia que la Ordenanza de Tráfico de la capital, elaborada por el anterior equipo de Gobierno (CC-PP) y que entró en vigor hace apenas unos días, será revisada. Y es que los agentes de la Policía Local se están encontrando con algunas dificultades a la hora de aplicar esta nueva norma, que sustituye a la existente desde 1985 y que introduce numerosas novedades.

Los sindicatos policiales han solicitado la suspensión de varios artículos de la ordenanza, como los relacionados con la prohibición de la mendicidad en los semáforos y con la posibilidad de que personal de Protección Civil pueda colaborar en labores de ordenación del tráfico. Asimismo, los sindicatos aseguran que hay artículos que "no se pueden hacer cumplir", como "el relacionado con la actividad de los aparcacoches", o como "aquellos que prohíben correr en la calle o llevar la música alta en los coches".

El edil de Seguridad admite que la ordenanza debe ser "evaluada". "Es cierto que la norma fue aprobada en el último pleno del anterior mandato y ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Santa Cruz de Tenerife, por lo que ha de aplicarse. Otra cosa es que nosotros procedamos a evaluarla. Nos daremos un tiempo para estudiarla y para analizar qué parte se puede dejar sobre la mesa y qué parte puede ser mejorada", apunta Guzmán Plasencia.

De todas formas, y tal y como ya lo adelantó El Día, el ayuntamiento está preparando una campaña informativa para que los ciudadanos conozcan las novedades de la ordenanza. Asimismo, el área de Seguridad acometerá un "proceso de análisis interno para priorizar las medidas que pueden mejorar la gestión de la movilidad".

Además, el edil insiste en que, "aunque la norma ya esté en vigor, se iniciará una revisión de las medidas más complejas de asumir en este momento, ya sea por la propia definición de nuestros espacios urbanos, como por las novedades que deben ser implantadas". "También en este periodo, los agentes de la Policía Local colaborarán explicando a los ciudadanos, en el caso de posibles infracciones, el cambio de la normativa, aunque no se procederá a sancionar", matiza Guzmán Plasencia.

Los sindicatos policiales aseguran que esta ordenanza fue redactada por el anterior equipo de gobierno, "en concreto, por la anterior edil de Seguridad, Zaida González, del PP, sin contar con la colaboración de los agentes". Estos lamentan que "ni siquiera nos hayan dado las directrices para saber cómo tenemos que actuar ante las novedades introducidas".

"Por ejemplo, con respecto a los aparcacoches, no se puede obligar a nadie a abandonar un lugar público, tal y como lo establece la Constitución. Y menos aún le podemos quitar el dinero que se supone que ha recaudado, según se indica en la ordenanza Lo mismo ocurre con aquellos que, según esta norma, practican la mendicidad en los semáforos, como las personas que venden pañuelos o aquellos que hacen malabares", se señala desde el sindicato CSI-F.

Este sindicato también muestra su sorpresa ante los artículos que prohíben correr en la calle o llevar la música alta en el coche. "Esto es una cuestión de subjetividad. Cómo sabemos nosotros cuándo se corre más o menos, o si la música está menos o más alta. Son artículos muy confusos", añade el CSI-F. Este, además, anuncia que llevará ante los tribunales el artículo 4 de la ordenanza, "con el que se permite a personal de Protección Civil realizar labores de ordenación del Tráfico, cuando estas solo corresponden a la Policía Local".

Otro de los sindicatos policiales, Comisiones Obreras, anuncia que, antes de acudir a los tribunales, presentará un recurso de reposición para que la ordenanza sea revisada. "Queremos dar un margen al nuevo equipo de gobierno (PSOE-Cs) del ayuntamiento para que analicen la nueva norma. Lo que está claro es que hay cuestiones que no tienen sentido. Por ejemplo, qué tiene que ver la mendicidad con una ordenanza de tráfico", se indica desde CCOO.