23 de junio de 2019
23.06.2019

Patricia Hernández: "Las niñas necesitaban referentes femeninos, y Dolores Pelayo fue el mío"

Patricia Hernández, alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, destaca que "un proceso de participación vecinal decidirá lo que se haga en la Refinería"

23.06.2019 | 01:56
Patria Hernández, alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife

La socialista Patricia Hernández quería ser alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife desde que era una niña. Y lo ha conseguido. Quizás no ha sido como lo soñó. Pero pasada la tempestad, al menos de momento, la primera mujer alcaldesa de la capital chicharrera, que ha logrado desbancar al partido que ha gobernado durante treinta y seis años, asegura que con su equipo, formado por el PSOE y Ciudadanos, conseguirá que Santa Cruz sea una ciudad más limpia y alegre, y "no tendrá proyectos que nunca se cumplen, sino realidades".

Patricia Hernández ha hecho historia. Es la primera mujer alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife y ha logrado desbancar al partido que ha gobernado en la capital desde hace cuatro décadas, a los nacionalistas. ¿No siente algo de vértigo?

No siento vértigo, pero sí responsabilidad. No quiero defraudar a nadie y mi objetivo es hacer las cosas bien para que los vecinos recuperen la autoestima y el orgullo de ser chicharreros. Siento un peso en los hombros, pero vértigo no. Muchos me han recordado en estos días, incluidos compañeros del colegio, que cuando yo era pequeña decía que quería ser alcaldesa de Santa Cruz. Y aquí estoy, con mucha ilusión y entusiasmo.

No suele ser muy habitual que una niña pequeña sueñe con ser alcaldesa...

Tampoco era tan pequeña, tendría unos diez años. Yo creo que era porque mis padres me llevaban a todos los mítines de los partidos políticos. El que se me quedó grabado fue el de María Dolores Pelayo, cuando fue candidata a la Alcaldía de este municipio. Yo le subí las rosas del PSOE. No había muchos niños y mi madre la conocía, por lo que yo tuve ese honor. Esto se fijó en mi subconsciente. Las niñas necesitan referentes femeninos, y María Dolores fue el mío. Ella marcó mi vocación política. Como María Dolores no pudo conseguirlo, cuando me convertí en alcaldesa de Santa Cruz, el pasado sábado 15 de junio, sentí que ella también lo lograba conmigo.

Finalmente, y tras la incertidumbre que sobrevolaba el ayuntamiento de la capital, fue usted proclamada alcaldesa. ¿Cómo vivió los acontecimientos que se produjeron a posteriori, tras anunciarse la apertura de un expediente de expulsión a los dos ediles de Ciudadanos que la apoyaron con sus votos, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano, y tras las declaraciones de la responsable de Comunicación en Canarias de Cs, Vidina Espino, asegurando que se había producido un "tamayazo", pues se había ordenado a Zambudio y Lazcano que se votaran a sí mismos?

No me lo esperaba. Todo lo que ocurrió me desconcertó y, en algún momento, me indignó. Fui proclamada alcaldesa, y cuando salí del salón de plenos del ayuntamiento empecé a escuchar cosas que no se correspondían con la percepción que yo tenía de lo que había sucedido. Pero es que también oí acusaciones que no iba a tolerar.

¿Va a emprender acciones legales contra la responsable de Comunicación de Ciudadanos?

Todo este asunto está en manos de mi abogada, pero yo quiero seguir esperando un poquito más. Se ha pasado de decir lo que se dijo a ahora decir que no se ha dicho. Pero todos hemos leído y escuchado también sus declaraciones. Mantengo la esperanza de que Vidina Espino reconozca que no es verdad todo lo que aseguró, que se retracte. Yo no quiero disculpas, no las necesito. Para nosotros sería suficiente que afirmase con rotundidad que se equivocó.

¿Qué ocurrirá con el nuevo equipo de Gobierno de Santa Cruz, formado por PSOE y Cs, y con la alcaldesa si Zambudio y Lazcano son expulsados por su partido?

No pasará nada, porque esa posibilidad ni la barajo. Estoy segura de que se va a demostrar que los dos concejales de Cs actuaron no solo conforme a los principios del partido y a los compromisos electorales, sino también a lo que se les ordenó desde el comité de pactos. Conozco las pruebas que se van a presentar y son abrumadoras. Por lo tanto, no contemplo para nada que Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano sean expulsados.

El exalcalde de Coalición Canaria José Manuel Bermúdez y su equipo confiaban en continuar en el ayuntamiento, pues habían ganado las elecciones. Sin embargo, los apoyos de Ciudadanos y de Podemos-IUC-Equo la convirtieron a usted en alcaldesa. ¿Por qué no se hizo público antes de la constitución del consistorio el acuerdo existente entre ustedes?

Porque nunca hubo un acuerdo firmado. Hubo intercambio de documentación y nuestra intención era firmar un pacto, pero no se pudo. Dos días antes de la constitución del ayuntamiento, yo realicé unas declaraciones anunciando que nos presentábamos a la Alcaldía, pues sabía que ya era improbable que pudiésemos rubricar un acuerdo, aunque sí es cierto que teníamos ya las negociaciones avanzadas. Las horas antes de que fuese proclamada alcaldesa estaba tranquila porque sabía que los ediles de Ciudadanos tenían autorización para votar lo que quisiesen, aunque después se dijo lo contrario.

¿En qué va a notar Santa Cruz de Tenerife este cambio de un gobierno nacionalista durante tantos años a uno socialista?

La corporación no pretende ser socialista, sino que será el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Yo seré la alcaldesa de todos los chicharreros, no solo de los que votaron al PSOE. Pretendo cambiar, dentro del funcionamiento interno, la eficacia en la gestión. Yo no voy a hablar de proyectos que nunca ven su fin ni de una ejecución presupuestaria que solo llega al 70%. No vamos a acumular promesas. Probablemente hagamos menos anuncios, porque lo que vamos a ofrecer son realidades. Trabajaremos para conseguir una ciudad más limpia y también más alegre, con actividades en todos los barrios. El ritmo de trabajo en este consistorio va a aumentar, y se va a notar.

Ya no como alcaldesa, sino como vecina, ¿qué cree que necesita Santa Cruz de Tenerife?

Necesita espacios de calidad, que la gente se sienta a gusto paseando por Santa Cruz, tanto por los barrios como por el centro. Los ciudadanos necesitan sentirse de este municipio. No hay nada que me haya dolido más que oír a los vecinos de Taganana, El Sobradillo o El Tablero, por ejemplo, diciendo que no se sienten de Santa Cruz, que "eso está allá abajo". Esta ciudad necesita cohesión social y territorial; dinamización económica, puestos de trabajo de calidad; reducir las numerosas trabas burocráticas con las que se tropiezan los emprendedores; y más servicios. Santa Cruz necesita coger el tren que ha perdido, que vuelva a ser capital del Atlántico, de la que se hablaba hace muchos años, más de una década.

¿Cómo valora la gestión realizada por el anterior equipo de Gobierno?

Yo creo que actuaban por inercia. Ha faltado que hicieran realidad proyectos concretos. Llevaban hablando de lo mismo durante muchos años y nada se hacía realidad. Creo, en mi opinión, que estaban agotados. Y no es una cuestión de falta de capacidad, sino que cuando uno lleva mucho tiempo en el mismo sitio, el agotamiento es evidente. Estoy convencida de que les va a venir bien estar en la oposición, tanto a ellos como a la ciudad. Y no todo en Santa Cruz se ha hecho mal, pero necesita un nuevo empuje. Un empuje que los anteriores dirigentes perdieron, porque pensaban que esto era suyo y que siempre iba a ser así, pasara lo que pasara, hiciesen lo que hicieran. La frase que yo más escuchaba durante la campaña electoral por parte de vecinos era que lo último que se había hecho en sus barrios había sido durante la época de Manuel Hermoso. En los últimos años ha habido más recursos económicos, pero ha faltado el entusiasmo, se acomodaron. Yo entro en este ayuntamiento con mucha ilusión y lo seguiré haciendo, y esto es lo que marca la acción política.

Precisamente, durante estos últimos años se ha hablado de grandes proyectos, como la playa de Valleseco, la mejora de la playa de Las Teresitas, la construcción de nuevas viviendas...

Pues espero que ahora sí se hagan, que pasemos de las palabras a los hechos. Eso sí, la honestidad con los ciudadanos es fundamental. Estos conocerán los plazos reales y sabrán lo que está sucediendo en el ayuntamiento. La gente está cansada de promesas que no se cumplen, tenemos que devolverles la confianza en este consistorio.

¿Qué ocurrirá con la playa de Las Teresitas y su eterno plan especial?

Con respecto a Las Teresitas, en primer lugar, haremos todo lo posible para recuperar el dinero que se malversó con la operación de compraventa y, en segundo lugar, recuperaremos el proceso participativo que se llevó a cabo en su día. Las Teresitas debe ser la playa de los chicharreros, con mejoras, por supuesto, como un paseo e iluminación.

Usted ha anunciado que el incremento del parque municipal de viviendas es una de las actuaciones prioritarias. ¿Se está trabajando ya en ello?

Por supuesto. Nuestro objetivo es dotar a Santa Cruz de Tenerife de 400 nuevas viviendas públicas, tanto a través de nueva construcción como de la adquisición a bancos. Nos hemos marcado un primer reto: que en cuatro años ya estén a disposición de los vecinos 200 nuevas viviendas. Y el segundo reto es que también se pongan las bases para conseguir otras 200, hasta completar las 400 que nos hemos marcado como objetivo final. El anterior grupo de gobierno (CC-PP) anunció que se habían comprado unas 20 viviendas a bancos, pero esta adquisición aún no se ha producido. También se dijo que se construirán 44 en El Tablero. En este caso, el expediente ya está en marcha.

También ha dicho que resolverá el problema de aparcamientos en Santa Cruz. ¿Cómo lo va a hacer?

Trabajaremos para resolver el problema de aparcamientos en Santa Cruz, tanto en los barrios como en el centro, porque es algo que nos preocupa mucho. Ya estamos buscando solares, por ejemplo en La Salud. Puedo anunciar que tenemos la intención también de construir aparcamientos en altura, como se ha hecho, por ejemplo, en Las Palmas de Gran Canaria.

¿Seguirá manteniendo la propuesta de ciudad de CC para los terrenos de la Refinería que recuperará la capital, en le marco del proyecto Santa Cruz Verde 2030?

La verdad es que nunca nos enteramos bien de lo que se supone que irá en esos terrenos. Primero se presentó el que iba a ser un proyecto muy importante y luego se habló de una declaración de intenciones. Ya estoy teniendo reuniones para este asunto y lo que sí puedo decir es que el futuro de estos terrenos no pertenece al alcalde de turno ni a los 27 concejales del ayuntamiento, sino a los chicharreros. La alcaldesa se girará hacia la ciudad y le preguntaré qué quiere hacer con este suelo. Estos terrenos son demasiado importantes, por lo que serán los vecinos quienes decidan qué es lo que irá allí, a través de un gran proceso de participación. Queremos hacer las cosas bien.

¿Esconde usted bajo la manga algún gran proyecto para la ciudad?

Creo que este ayuntamiento debe acometer por fin una tarea importantísima, que es la recuperación del mar. Tenemos que mejorar los puntos de acceso al mar con los que contamos y crear otros nuevos, de calidad. Por ejemplo, Añaza tiene una costa privilegiada que muy pocos ciudadanos conocen, pero poco se ha hecho allí. Quiero sentarme primero con la Dirección General de Costas y llevar a cabo en este lugar un proyecto bonito, ambicioso. Asimismo, con respecto a Añaza, estamos trabajando ya para demoler el hotel abandonado. La zona de La Hondura y de la playa del Parque Marítimo también debe ser recuperada, aunque primero tenemos que acabar con los vertidos. Confiamos en que la empresa a la que el Estado ha adjudicado las obras de la depuradora comience cuanto antes. Por otro lado, me reuniré con el presidente del Puerto, Pedro Suárez, para avanzar en el proyecto del muelle de enlace.

El anterior grupo de Gobierno culpaba a Costas de los pocos avances en el litoral de Santa Cruz...

Si Costas ha realizado proyectos en la isla con ayuntamientos de distintos colores políticos, tiendo a pensar que el problema lo tenía este consistorio. Le aseguro que dicho problema va a desaparecer.

Ha señalado que también intentará que Santa Cruz sea una ciudad más alegre. ¿Cómo lo conseguirá, teniendo en cuenta que en este municipio el ruido parece que molesta bastante?

Santa Cruz tiene que volver a estar viva. Solo se venían realizando actividades puntuales y siempre en la misma zona. Hay que lograr que esta ciudad tenga dinamismo por sí misma, y no porque se anuncie un Ven a Santa Cruz. Si este se hace, hay actividad en la calle, pero cuando no se hace, no hay nada. Hay que dar facilidades a los generadores de dinamismo económico y de cultura, a los hosteleros, a los creadores, al mundo artístico. He firmado ya compromisos con los roqueros, con los amantes del hip hop, entre otros colectivos, para acabar con las trabas a la cultura y al ocio. Quiero crear una Mesa del Ocio, como se ha hecho en Barcelona, en la que sienten el sector implicado, el mundo de la música, los promotores de eventos y los vecinos, para ponernos de acuerdo en medidas correctoras, en horarios y en zonas. ¿Por qué no podemos, por ejemplo, disfrutar de música en vivo una tarde en Santa Cruz? Estoy convencida de que llegaremos a un acuerdo.

Pronto se presentará el estudio que encargó el ayuntamiento sobre la memoria histórica en Santa Cruz. ¿Quitará usted el monumento de Franco de la Rambla?

Este ayuntamiento está para cumplir todas las leyes, incluida la Ley de Memoria Histórica. De momento, no le puedo decir más.

¿Cómo se generará más empleo en Santa Cruz?

Con planes de formación adaptados a lo que los emprendedores y empresarios piden en esta ciudad y dando mucha más importancia a las cláusulas sociales de nuestros pliegos para contratar obras y servicios.

¿Cómo será el Carnaval con el Partido Socialista y Ciudadanos?

Será el Carnaval de los chicharreros, y para eso escucharemos a los grupos. Poco más puedo adelantar.

En el Gobierno de Canarias también estará la izquierda. Todo apunta a que esto beneficiará a Santa Cruz de Tenerife.

Estoy convencida de que esto será así. Hará más vivienda pública, terminará la carretera Ofra-El Chorrillo y pondrá más pediatras, entre otras actuaciones.

Dentro de cuatro años, ¿cómo será la capital chicharrera?

Santa Cruz será toda, desde Acorán hasta Almáciga, desde Ofra hasta La Salud y plaza de España, de Norte a Sur y de Este a Oeste. Cuando acabe esta legislatura, que no tiene por qué coincidir con la finalización de mi mandato, todos los chicharreros se sentirán de Santa Cruz, vivan donde vivan.

La gallina que la convirtió en alcaldesa

Patricia Hernández ya había sido proclamada alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife por parte de su hijo, Romeo, de tres añitos, antes de que la historia se repitiera en el salón de plenos del ayuntamiento. La regidora socialista cuenta que "hace meses, estando en casa y mientras hablaba con mi marido sobre mi candidatura a la Alcaldía, mi hijo, que estaba escuchando, me explicó que yo no podía ser alcaldesa porque no tenía una gallina como mascota, tal y como la tiene la alcaldesa de los dibujos animados Patrulla Canina".

"Semanas más tarde, un día llegué a casa y mi pequeño salió corriendo a mi encuentro con una gallina de peluche en la mano, gritándome que ya podía ser alcaldesa. He tenido que llevar la gallina a todas partes, porque, según mi hijo, era imprescindible que el peluche estuviese conmigo", apunta Hernández. Y su hijo tenía razón, ha conseguido ser alcaldesa de Santa Cruz. Esta lamenta que no le pueda dedicar más tiempo, "aunque él está contento porque le he prometido que arreglaré todos los columpios y parques de la ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook