09 de junio de 2019
09.06.2019

De vacaciones en la playa de Las Teresitas

La zona de baño chicharrera, que luce nueva imagen tras desaparecer los antiguos chiringuitos, se prepara para el verano con los nuevos quioscos, con más actividades y con un plan de refuerzo de la limpieza y la seguridad

09.06.2019 | 02:54
Camas balinesas en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife.

A falta de que se apruebe, por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz, su plan especial de ordenación, que la dotará por fin de iluminación y de un gran paseo, y con el que se resolverán los problemas de saneamiento, la playa de Las Teresitas hace lo que puede para ofrecerse como un lugar ideal para pasar las vacaciones. De cara a este verano, esta zona de baño chicharrera ya está preparada para recibir a las miles y miles de personas que se acercarán cada día hasta ella para combatir el calor y disfrutar de la época estival. A las tradicionales actividades que se pueden realizar en esta playa, como nadar, caminar o tomar el sol, se suman otras posibilidades, como la práctica del stand up paddle y del esnórquel, o realizar travesías en kayak o en hidropedales con tobogán incorporado. Además, los ocho nuevos chiringuitos con los que cuenta Las Teresitas, que han sustituido a los viejos quioscos que formaron parte de la historia de la playa durante más de 30 años y que han cambiado completamente su imagen, ofrecen variados menús, música y comodidad en sus hamacas y camas balinesas.
Desde el Ayuntamiento, como cada año, ante la elevada afluencia de bañistas que se espera, se está preparando un dispositivo especial para reforzar los servicios que se prestan en esta playa, tanto desde el punto de vista de la limpieza y mantenimiento de la zona de baño, como de la seguridad. El concejal en funciones de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, explica que se llevará a cabo un plan de actuación para el acondicionamiento de toda la zona arbolada y de los espacios verdes de Las Teresitas; se intensificarán las labores de limpieza, y se ejecutarán acciones puntuales de mejora del pavimento, en la zona de los aparcamientos y acceso a la playa. Arteaga también aprovecha para recordar que se han mejorado las duchas, vestuarios y baños.
Sin embargo, usuarios de Las Teresitas se quejan de que estos no se limpian lo suficiente. Es el caso, por ejemplo, de Ana Jiménez, vecina de Santa Cruz, que indica que los vestuarios y los baños "estás muy sucios, pues solo se limpian una vez al día". "La gente prefiere cambiarse de ropa detrás de un coche o donde pueda. Y lo mismo pasa con los aseos", apunta esta ciudadana. Con respecto a esto, el concejal Dámaso Arteaga anuncia que el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de intensificar dicha limpieza, aunque también pide a los usuarios de Las Teresitas "colaboración" para mantener la playa y sus servicios en las condiciones más adecuadas.
Algunos bañistas también lamentan "la gran cantidad de colillas de cigarros que hay en la arena a lo largo de toda la playa". "Se debería prohibir fumar en toda Las Teresitas o el Ayuntamiento debería tomar medidas en el asunto, con el fin de que los fumadores no ensucien tanto esta zona de baño. Porque esta no es una cuestión de falta de limpieza de la playa por parte del Consistorio, porque esta se realiza de forma habitual y se intensifica durante el verano, sino de la falta de civismo de muchos ciudadanos", manifiesta Blanca Covadonga, vecina de la capital.
El edil en funciones de Servicios Públicos señala al respecto que una vez que se ponga en marcha el nuevo contrato de limpieza, está previsto, entre otras medidas, que se repartan en Las Teresitas ceniceros para que los fumadores no tiren las colillas en la arena.
Además de la limpieza, también se reforzará en la zona de baño chicharrera, de cara al verano, la seguridad. La concejal en funciones responsable del área, Zaida González, del PP, informa de que el dispositivo policial especial arrancará el 21 de junio y se prolongará hasta finales de septiembre. La oficina de la Policía Local situada en Las Teresitas, en el acceso 5, estará abierta durante todo el día. Los agentes patrullarán tanto por el interior como por el exterior de la playa y vigilarán el cumplimiento de las ordenanzas municipales, además de atender cualquier contingencia que pudiera surgir, según indica González.
Estos efectivos dispondrán de un vehículo todoterreno, bicicletas y otros elementos de seguridad, así como de una dotación de primeros auxilios. Este dispositivo especial también contará con una pareja de motoristas que atenderán el tráfico, especialmente durante los fines de semana, cuando la afluencia es mayor y se forman más atascos, y con policías que recorrerán Las Teresitas vestidos de paisano, con el fin de evitar que se produzcan robos en vehículos y en la playa, los cuales aumentan durante la época estival, según lo admite la edil.
Esta añade que el dispositivo policial de Las Teresitas se verá reforzado y coordinado con Protección Civil y Cruz Roja, "para que todos los usuarios de la playa se sientan en todo momento seguros y atendidos si requieren cualquier ayuda o auxilio". El puesto de Cruz Roja se encuentra en el acceso número 11, aunque también hay una caseta en el 7. El horario del servicio de salvamento es de 9:00 a 19:00 horas, todos los días, durante los meses de junio y septiembre, y de 9:00 a 20:00 horas, en julio y en agosto. El resto del año, el horario es de 10:00 a 17:00 horas.
En este sentido, el concejal en funciones de Medio Ambiente y Sanidad, Carlos Correa, del PP, también recuerda que Las Teresitas dispone de un servicio de asistencia al baño para personas con discapacidad, que se ofrece durante todo el año, en verano, todos los días, y durante el invierno, los fines de semana y festivos. "Asimismo, contamos con un servicio de transporte para aquellas personas con discapacidad con escasos recursos económicos o que no pueden trasladarse a la playa. Los recogemos y los llevamos a sus casas", añade.
Numerosos bañistas coinciden en señalar que "Las Teresitas hoy es otra playa, pues los nuevos quioscos le dan un aspecto más turístico, aunque aún hay mucho que mejorar". Por ejemplo, dice el vecino Iginio Delgado, "la escollera", que "está totalmente abandonada y en la que ya no podemos pasear". Con respecto a esto, desde el Ayuntamiento se recuerda que la Dirección General de Costas considera que no es una zona segura, pero el Consistorio planea llevar a cabo en un futuro un proyecto que la convierta en un lugar desde el que poder disfrutar de la playa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook