27 de abril de 2019
27.04.2019
CARLOS GINER DIRECTOR DE BÚNKER DE CEPSA

"Cepsa está lista para el mayor cambio en la historia del negocio marítimo"

27.04.2019 | 01:40
Carlos Giner.

El director de Búnker de Cepsa, Carlos Giner, anuncia que la Compañía se adelantará a las exigencias de la Organización Marítima Internacional (OMI), que ha fijado en el 0,5% el límite mundial de contenido de azufre en el fueloil de los buques a partir del 1 de enero de 2020. La Energética empezará a comercializar estos combustibles más sostenibles en el último trimestre de 2019.

¿Qué supone la implantación de la nueva normativa internacional IMO 2020?

El IMO 2020 supone uno de los mayores cambios en la historia del negocio marítimo, pues la nueva regulación, que entrará en vigor el 1 de enero de 2020, obligará a los barcos a consumir combustibles con un 0,5% máximo de contenido de azufre. Cepsa lleva años preparándose para estar en condiciones de suministrar todo el abanico de combustibles necesario para satisfacer las necesidades del mercado. Ha llevado su tiempo implementar tal reducción de los niveles de azufre en los combustibles marinos, pero, insisto, ya estamos preparados.

¿Cuándo se comenzarán a utilizar los combustibles bajos en azufre en los buques en Canarias?

Hemos comenzado las pruebas industriales de los nuevos combustibles bajos en azufre en barcos en navegación. En el pasado mes de febrero, Cepsa realizó, de manera satisfactoria, las primeras pruebas de nuestro nuevo producto VLSFO 0,5 (siglas de Very Low Sulfur Fuel Oil) con un cliente representativo de la industria. Y entre finales de este mes y mayo se estarán realizando los test con diferentes clientes a nivel industrial, de cuyos resultados no tenemos ni la más mínima duda, pues el producto que hemos fabricado, bajo las mismas condiciones y procesos que serán los que emplearemos en continuo, ha resultado realmente excepcional. Gracias a este trabajo previo, podemos decir que en unos meses, antes de la fecha marcada por las exigencias internacionales, Cepsa estará en condiciones de atender la totalidad de la demanda de sus clientes. Y, por supuesto, también en Canarias, donde contamos con instalaciones de búnker en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canarias, además de que actualmente somos la única empresa que está en disposición de suministrar a todos los demás puertos del Archipiélago mediante cisternas. Estamos preparados. Tenemos los productos, los medios, la experiencia y la profesionalidad para estar listos para suministrar combustibles marinos más sostenibles desde meses antes del plazo establecido por la normativa internacional.

¿Por qué apuesta Cepsa por este tipo de combustibles?

Cepsa es una compañía energética integrada que opera en toda la cadena de valor del sector Oil and Gas y, actualmente, somos líderes en el suministro de combustibles marinos en España. El área de negocio de Búnker forma parte de este proyecto energético global, y en Cepsa tratamos de estar siempre a la última y de adelantarnos a las necesidades de los mercados, buscando el liderazgo a través de la excelencia.

¿Cuál va a ser el elemento diferenciador de Cepsa respecto a esta nueva normativa?

En el caso de Cepsa, el fuel para barcos muy bajo en azufre será un producto único producido en nuestras refinerías mediante corrientes específicas, por lo que no será una mezcla de productos terminados, como estimamos que ocurra con otros suministradores que no tienen la capacidad de producirlo. Esto nos permite garantizar la calidad, así como la estabilidad y disponibilidad del combustible. Además, nuestra Compañía aporta su experiencia y su liderazgo. No en vano, nos avalan 90 años de experiencia en el sector de los combustibles marinos.

¿Cuáles son las previsiones de la Compañía Cepsa?

La Compañía ha llevado a cabo importantes inversiones en sus refinerías con el fin de disponer de este combustible marino bajo en azufre en las cantidades necesarias antes de la fecha señalada. En este sentido, Cepsa planea producir más de 2 millones de toneladas de este producto en 2020. La flexibilidad de nuestras refinerías nos permitirá adaptar la producción a la demanda de los distintos tipos de combustibles marinos que continuaremos suministrando, según lo que solicite el cliente: gasoil marino, fuel tradicional del 3,5% para los barcos que opten por instalar elementos neutralizadores de azufre (denominados scrubbers), fuel del 0,5% o gas natural licuado.

¿Esta nueva normativa tendría que haberse implantado antes?

Nunca es tarde; cada vez son más las iniciativas encaminadas al desarrollo sostenible de la sociedad. Pero, para que verdaderamente se cumplan los objetivos, debe haber un compromiso de todas las partes intervinientes. En Cepsa tenemos un fuerte compromiso con la ética en los negocios y la sostenibilidad, y somos muy conscientes de que es imprescindible aunar esfuerzos para hacer de este planeta un lugar más habitable. Por ello, siempre nos esforzamos por tratar de adelantarnos a las normativas más exigentes.

¿Cuáles serán los beneficios de esta nueva normativa?

Los beneficios de esta nueva normativa son importantes desde el punto de vista medioambiental, pues el paso de un contenido de azufre del 3,5% al 0,5% va a tener un impacto positivo al reducirse las emisiones de elementos contaminantes a la atmósfera. Desde Cepsa prestaremos nuestra máxima colaboración para hacer todo lo que esté en nuestras manos, allí donde nos sea posible operar, para garantizar el cumplimiento de la IMO 2020.

¿Cómo es la calidad del producto que propone la compañía?

Nuestra amplia experiencia en el refino y en el propio sector del búnker, que se remonta a 1930, año en que se puso en marcha la Refinería Tenerife, nos ha permitido desarrollar un producto de gran calidad y estabilidad, pues, insisto, no lo obtendremos a partir de una mezcla de combustibles, sino como producción directa a través de corrientes específicas en nuestras refinerías andaluzas, prestando atención a cada etapa del proceso: selección de crudos, optimización de la producción y control de calidad, y aplicando el know-how en la fabricación de otros fueles bajos de azufre. Nuestros años de experiencia, investigación e inversiones constantes, así como una gran capacidad tecnológica, juegan a nuestro favor en la obtención del VLSFO 0,5. Además, Cepsa se ha caracterizado siempre por su capacidad de adaptación a las necesidades de sus clientes gracias a su flexibilidad.

¿Es el único combustible marino que comercializarán a partir del 1 de enero de 2020?

Además del nuevo combustible bajo en azufre, seguiremos ofreciendo toda nuestra tradicional gama de combustibles marinos, pues seguirá habiendo barcos que empleen gasoil marino, gas natural licuado, o incluso fuel tradicional 3,5%. En este caso, deberán instalar scrubbers para poder afrontar y cumplir la normativa internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook