Hay productos que pasan sin pena ni gloria por las estanterías de los supermercados, otros van consolidándose como posibles éxitos con el paso de las semanas y otros tantos se convierten en 'pelotazos' desde el momento en el que se ponen a la venta.

Si bien es cierto que la temática a la que va destinada cada producto influye, hay un área concreta que es siempre sinónimo de éxito: la pérdida de peso.

Todo producto o artículo destinado a esta materia siempre goza de una ventaja superior al resto porque son muchas las personas que están inmersas en procesos de adelgazamiento.

De la amplia oferta de supermercados que tenemos en nuestro país, hay una franquicia concreta que ha sabido aprovechar muy bien el tirón de los productos para ayudar a perder peso: Mercadona.

La empresa liderada por Juan Roig se ha consolidado como una de las que cuenta con un mayor catálogo de productos para plantarle cara al exceso de peso con diferentes propuestas adaptadas para cada situación y objetivo.

Ahora, el último bombazo que se ha apuntado la cadena de supermercados para perder peso llega en forma de chicle.

Zinc, el ingrediente secreto

Mercadona ha puesto a la venta unos chicles que ayudan a adelgazar, con sabor a menta suave, cuyo ingrediente mágico para ayudar a perder peso es el zinc.

Según refleja Mercadona en su página web, este componente "contribuye al metabolismo normal de las grasas y de los macronutrientes". La mencionada empresa recomienda se recomienda tomar dos chicles reductores de Mercadona al día y mascarlos durante seis minutos.

La empresa vende este artículo en un bote de 30 grageas de chicle que se vende por 3,95 euros en los establecimientos y tienda online de Mercadona.