Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL RECORTE

Escolios electorales

Escolios electorales

Escolio primero. Angel Víctor Torres, hablando como futuro candidato del PSOE a la Presidencia de Canarias, ha dicho que los socialistas solo compartirán gobierno con aquellos “que tengan claro cuáles son las prioridades que se precisan» en estas islas. Y que esas prioridades son “trabajar para la mayoría social”. ¿Y qué pasa con los demás ciudadanos que pagan impuestos y no forman parte de esa “mayoría social”? Pues por lo visto nadie va a trabajar por ellos. ¿Y cuál es esa mayoría social? Misterio. Numéricamente hablando pueden ser los pobres, los parados, los pacientes en lista de espera, los que aguardan por una vivienda….

Escolio segundo. El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, hablando de las más de mil trescientas viviendas destruidas por el volcán, ha pedido que los ciudadanos de la isla pongan sus viviendas vacías en alquiler. O sea, que sean los mismos ciudadanos los que solucionen los problemas de los otros ciudadanos, ya que las administraciones públicas no son capaces de hacerlo. El problema es que esas administraciones han manoseado tanto el mercado de la vivienda que ya nadie se fía. La gente no quiere alquilar porque no hay garantías de poder recuperar el uso de la propiedad si un inquilino deja de pagar. Porque la legislación favorece al que ocupa y no al propietario. Porque les dicen a qué precios deben alquilar y cuánto puede subir cada año. Ahora, miles de pequeños propietarios han dejado de alquilar. Y los que se han cargado el mercado con su intervencionismo les piden que vuelvan: por aquí se va a Berlín.

Escolio tercero. Román Rodríguez, líder de Nueva Canarias, ha dicho que los diputados canarios en el Congreso solo están ahí para levantar la mano. No se refiere a cuando van al bar para pedirle al camarero un carajillo, sino en las votaciones. Es verdad que muchos de nuestros diputados son desconocidos culiparlantes. Están allí solo en representación de los grandes partidos nacionales a los que pertenecen. Aquí solo aparecen en las elecciones generales pidiendo el voto, pero una vez que salen elegidos nunca se vuelve a saber de ellos. En Madrid parece que ni sienten ni padecen. No se ve que trabajen por los intereses de la gente que les votó. Que inmenso error.

Epílogo. Cuando faltan tres meses para las elecciones llueven prodigios. Se amplía el escaso dinero de la Prestación Canaria de Inserción con una paga extra de 250 euros. Se aprueban leyes. Se adjudican obras. Se tira la casa por la ventana. El año pasado el Gobierno solo ejecutó el 65% de las inversiones que estaban previstas. ¿Por qué no hay elecciones una vez al año?

Compartir el artículo

stats