La Palma
LOS LLANOS DE ARIDANE

Inspeccionan el uso de viviendas para fiscalizar las vacacionales

El ayuntamiento asume las tareas de revisión catastral sobre el uso de construcciones con el fin de asegurar que cada persona pague un IBI ajustado a la utilidad real de su propiedad.
V.Martín, Los Llanos de Aridane
16/mar/19 6:32 AM
Edición impresa
 

V.Martín, Los Llanos de Aridane

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha firmado un nuevo convenio con la Dirección General del Catastro que le permite llevar a cabo inspecciones sobre el uso que se está dando especialmente a las viviendas ubicadas en el municipio, aunque también a otras construcciones, teniendo en cuenta el incremento notable de aquellos alojamientos que fueron construidos como residenciales y que ahora están destinados a turismo vacacional.

El objetivo municipal con esta medida es que cada particular pague el Impuesto sobre Bienes Inmuebles que le corresponde en virtud del uso de su propiedad, lo que a la postre facilita la obtención de mayores ingresos que a su vez permiten ir reduciendo el IBI sin que las arcas locales se vean afectadas. El ayuntamiento ya ha reducido esta carga fiscal hasta en dos ocasiones a lo largo de este mandato.

En realidad, para cumplir con esta medida la corporación municipal no tiene que ir vivienda por vivienda para comprobar el aprovechamiento que se está dando a cada una de ellas. La comprobación es más sencilla: los alojamientos vacacionales deben estar inscritos por sus propietarios en el Cabildo de La Palma para legalizar la actividad y el ayuntamiento lo que ha hecho es solicitar a la institución insular ese listado para compararlo con el uso que los hogares implicados tienen registrado en el catastro. En caso de no coincidir, como previsiblemente ocurrirá en numerosos casos, será comunicado para su regulación, con un IBI ajustado a su nuevo destino.

Sin embargo, las inspecciones no solo afectarán a este tipo de usos turísticos sino también a otras construcciones. Otro ejemplo sería la instalación sin registrar de invernaderos en plantaciones agrícolas, comprobación que se realizaría a través de imágenes de diferentes épocas. En este caso, no sería solo para incrementar impuestos sino también para reducirlos a los que han eliminado estos plásticos de sus fincas y por las diferentes razones no lo hayan comunicado a la administración.

Las relaciones del Catastro y el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane no siempre han sido buenas. La corporación local "perdió" este convenio de colaboración en 2010, cuando se lo retiraron por no ser capaz de tramitar los expedientes que eran de su responsabilidad y se fueron amontonando en cajas de plátanos. No se recuperó hasta 2012, colaborando en su cumplimiento una empresa externa. Más tarde llegó la regulación catastral, aflorando unos 400 expedientes irregulares, y ahora el entendimiento se amplía a tareas de inspección.

El primer teniente de alcalde, Mariano Hernández, manifestó que "seguimos trabajando por la igualdad de todos los ciudadanos ante la Hacienda Local, sin diferencias de ningún tipo. Que cada vecino tenga que pagar por lo que realmente tiene, y que el que no tenga nada no pague. Es la manera que desde el ayuntamiento podamos seguir en la línea de bajar impuestos como ya hemos hecho a lo largo de esta legislatura".

LOS LLANOS DE ARIDANE