La Palma

Rediseñan la carretera de Bajamar para crear una gran zona de ocio

El Cabildo presenta una curiosa iniciativa que busca pegar los dos carriles de circulación al risco y usar 12.000 metros cuadrados como área de esparcimiento con un túnel abierto al mar.
Víctor Martín, S/C de La Palma
22/feb/19 6:36 AM
Edición impresa
Rediseñan la carretera de Bajamar para crear una gran zona de ocio

Víctor Martín, S/C de La Palma

El Cabildo de La Palma ha presentado una propuesta al Gobierno de Canarias para rediseñar la carretera de Bajamar, en el tramo afectado por el desprendimiento de rocas desde el Risco de la Concepción, con el objetivo de crear una gran zona de ocio, según ha podido saber esta redacción y confirmó el consejero insular de Infraestructuras, el socialista Jorge González.

La novedosa idea surgió del Gabinete del Presidencia del Cabildo y ha sido adaptada por técnicos de la casa. Consiste básicamente en situar los dos carriles de entrada por el sur a Santa Cruz de La Palma lo más cercano posible al risco, en el espacio que ahora ocupa una zona verde abandonada que en realidad se diseñó pensando en disponer de un margen de seguridad por la caída de rocas. En este rediseño, el trazado actual de la carretera quedaría en gran parte liberada, a lo que se suma el suelo ocupado por los aparcamientos y la acera de la avenida, plataforma que en su conjunto es la que se plantea como gran zona de ocio.

Una primera estimación, cifras que todavía deben ser corroboradas con un proyecto más exhaustivo, calcula la zona que quedaría libre en unos 12.000 metros cuadrados, 400 metros de largo por más de 30 de ancho, suficientes para apostar por el desarrollo que se estime necesario: desde la creación de canchas deportivas permanentes hasta todo lo contrario; es decir, un lugar libre que sería utilizado en cada momento para lo que sea oportuno, desde la celebración de conciertos a actos de las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen, mercadillos o incluso aparcamientos, sin descartar la instalación de negocios de restauración.

La propuesta nace partiendo del compromiso adquirido por la Consejería de Infraestructuras y Transportes del Gobierno de Canarias de encargar un proyecto para la construcción de un falso túnel en los 400 metros de carretera afectados por los desprendimientos del Risco de la Concepción. Con esa obra quedaría garantizada la seguridad tanto de la propia vía, con independencia de su diseño, como también del espacio que quedaría libre en caso de tenerse en cuenta la atrayente propuesta de la institución insular.

La idea del Cabildo ha sido presentada antes de que se encargue y elabore el proyecto comprometido por el Gobierno de Canarias para que se tenga en cuenta, y afecta en su mayor parte al municipio de Breña Alta aunque un tramo estaría en Santa Cruz de La Palma. Incluye la posibilidad de que en lugar de un falso túnel para toda la plataforma, que es la opción más plausible, la zona dedicada al tráfico sea protegida con un túnel totalmente cerrado, mientras que en el resto del espacio sea abierto de cara al mar.

Jorge González hizo hincapié en que "con esta propuesta se gana un espacio de dimensiones considerables para el desarrollo de actividades de ocio, de las que precisamente Santa Cruz de La Palma carece". Dejó claro que "la idea tiene que tener el visto bueno del Gobierno de Canarias para que sea recogida en el proyecto del falso túnel, aunque evidentemente entendemos que es perfectamente viable".

Además de actuar en la carretera, la institución insular estudia que la intervención afecte también al antiguo túnel situado junto al de La Portada, con una mejora integral. No estaría ni mucho menos destinado al tráfico sino que tendría uso como almacén de 400 metros de largo.

Seguridad en la vía

El Cabildo ha dado prácticamente por finalizadas las obras de emergencia de estabilización y protección de taludes para evitar que la caída de rocas desde el Risco de la Concepción lleguen a la Avenida de Bajamar, una medida provisional aunque efectiva hasta que se realice un falso túnel. Ya se ha abierto la acera más pegada al mar para el paso de peatones, así como la calzada en este tramo de 400 metros para el tráfico que se dirige a Santa Cruz de La Palma, que había sido desviado por el túnel de La Portada. Se ha decidido mantener la malla situada más cerca del risco, de siete metros de alto, mientras que en la parte superior, en coronación, está previsto colocar otra malla de amarrado.