La Palma

Activan por la sequía sondeos de los 80 para medir agua subterránea

Los problemas de sequía durante los últimos seis años han motivado que Aguas active mecanismos que estaban inoperativos para comprobar los niveles y evolución de los acuíferos.
V.Martín., S/C de La Palma
14/feb/19 6:25 AM
Edición impresa
Activan por la sequía sondeos de los 80 para medir agua subterránea

V.Martín., S/C de La Palma

El Consejo Insular de Aguas, dependiente del Cabildo de La Palma, recuperará una antigua red de sondeos de investigación de los años 70 y 80 y que llevan lustros fuera de servicio para determinar la calidad y cantidad real de agua subterránea que se acumula en la Isla.

La idea es invertir más de 85.000 para acoplar la tecnología actual a los sondeos que se realizaron antes incluso de que se creara el Consejo Insular, con el objeto de hacer un seguimiento continuo de los acuíferos, lo que permitirá saber con relativa exactitud el agua que se guarda en las entrañas de la Isla y, con ello, planificar el futuro hídrico del territorio insular.

La gerente del Consejo Insular de Aguas, Mercedes Rodríguez, explicó a esta redacción que este trabajo es clave para "analizar las calidades y los niveles de las aguas, cómo van variando". Y es que "la disponibilidad de agua en el futuro dependerá del análisis y del estudio que se haga ahora", una previsión en la que los datos que se obtengan de la recuperación de los sondeos "tienen una enorme importancia".

Otros expertos en temas hídricos sostienen que esta recuperación de los sondeos de investigación se produce "por la sequía que afecta a La Palma desde hace seis años, especialmente en el Valle de Aridane, con una reducción considerable de las lluvias", lo que se ha convertido "en una preocupación ante la necesidad no solo de que los agricultores puedan regar sus explotaciones sino también para garantizar el agua de consumo".

Las mismas fuentes hacen hincapié en que los sondeos creados en la época del Servicio Hidráulico "están fuera de servicio porque La Palma fue una isla a la que prácticamente le sobraba el agua o, al menos, no había problemas para contar con las pipas que fueran necesarias. La situación ahora es muy diferente y desde la administración se han puesto las pilas".

Estos sondeos se encuentran en diferente puntos de la Isla, aunque especialmente en el Valle de Aridane, controlando el acuífero costero del barranco de Las Angustias y el túnel del trasvase, entre otros.